Buenaventura en Linea
Perfil de Vladimir Popovic, técnico yugoeslavio fallecido - Fútbol Internacional - Deportes

Perfil de Vladimir Popovic, técnico yugoeslavio fallecido – Fútbol Internacional – Deportes


Vladimir Popovic, uno de los técnico extranjeros que marcó un camino en el fútbol colombiano, murió este lunes a la edad de 85 años. 

La noticia la confirmó la oficina de prensa del Deportivo Cali, que habló con un familia del DT y les dijo que había fallecido a la una de la tarde.

(Le recomendamos: El legado de Gabriel Ochoa Uribe, el DT más ganador del país)

Perfil

Antes de que Yugoslavia se desintegrara, el fútbol de ese país fue el más parecido al de la escuela suramericana. Buen toque de balón, habilidad, fueron las características que llevaron a ese país a estar cerca de pelear por títulos mundiales. El que más aprovechó esa herencia resultó ser Croacia, que fue subcampeón mundial en Rusia 2018.

La relación con el fútbol colombiano comenzó como rivalidad, en el Mundial de Chile 1962. Después del histórico 4-4 contra Unión Soviética, la Selección sufrió un duro golpe: perdió 5-0 con los yugoslavos, que contaban con un jugador al que llamaban ‘El Pelé blanco’, nada menos: Dragoslav Sekularak. Y en ese mismo equipo aparecía el protagonista de esta historia, Vladimir Popovic.

(Le puede interesar: Análisis: claves del nuevo Nairo para volver a ser un ciclista ganador)

Como futbolista, Popovic fue un trotamundos. Jugó 12 años en el Estrella Roja de Belgrado antes de irse a Alemania, donde jugó primero en el Stuttgart y luego en el gran rival de la misma ciudad, el Stuttgarter Kickers. Lo curioso fue el salto siguiente. Venezuela, tal como lo hizo Colombia años antes, buscaba su identidad futbolística y le apostaba a distintas escuelas: Unión Deportiva Canarias contrató a Popovic en 1968. Con ese equipo enfrentó a Deportivo Cali y Unión Magdalena en la Copa Libertadores. También ayudó que la esposa de Popovic era venezolana…

El primer equipo en apostarle de lleno a la escuela yugoslava en Colombia fue Santa Fe, en 1970. El presidente de la época, Hernando Carrillo, contrató a Toza Veselinovic como entrenador. Toza había sido mundialista también en Suecia 1958 y, junto a Popovic, integraron la Selección de Yugoslavia que ganó la medalla de plata en los Olímpícos de Melbourne, en 1956.

(Lea también: Ronaldinho ya tendría fecha para quedar libre en Paraguay)



Vladimir Popovic cuando estuvo en Millonarios.

Foto:

Archivo / EL TIEMPO

Con Toza, Santa Fe se volvió un equipo utilitario, de gran exigencia desde el punto de vista físico, para tratar de aprovechar la altura de Bogotá. En su primera temporada, el equipo llegó al cuadrangular final. Terminó invicto, pero no fue campeón. El título fue para el Deportivo Cali. Pero el trabajo del yugoslavo llamó la atención y por eso lo llamaron a dirigir la Selección Colombia. Popovic llegó a Bogotá a reemplazarlo y a todo lo que había aportado Toza le sumó un mayor espíritu ofensivo. Con él, Santa Fe consiguió la quinta estrella, en 1971.

Tras un paso por Nacional, Popovic llegó al Cali en 1974 y también fue campeón, con un equipo en el que aplicó otra de sus máximas, el control del medio campo a través del manejo de pelota, con figuras como Diego Umaña y Jairo Arboleda, dos talentosos, gambeteadores y pasadores que al año siguiente hicieron parte de la Selección Colombia que fue segunda en la Copa América.

Popovic regresó a Venezuela para dirigir al Portuguesa y, muchos años después, tuvo a su cargo otro brillante equipo del Deportivo Cali, que, para su mala fortuna, no pudo ser campeón.

Fue en 1985, cuando juntó en la nómina titular a Bernardo Redín, volante de creación hecho en casa, y Carlos Valderrama, que llegó ese año tras una temporada en Millonarios. Esa pareja también trascendió después a la Selección Colombia que clasificó al Mundial de Italia, en 1990.

Cali no fue campeón porque al frente tenía un rival de mucho peso: el América del médico Gabriel Ochoa Uribe, un equipo que se armó con lo mejor del país y casi que de Suramérica por esos años.

Tuvo un tercer paso por el Cali, ya no tan exitoso, en 1989, y su último recuerdo en el país fue en Millonarios, al que llegó en 1994 para trabajar con una base de jugadores nacidos en las divisiones menores del club: Eddy Villarraga, Osman López, Óscar Cortés, Bonner Mosquera, Jhon Mario y Raúl Ramírez, Freddy León…

Con ellos, más el refuerzo de un experimentado como Orlando Maturana, un delantero que llevaba muchos años en el club como Arnoldo Iguarán y la llegada de Armando ‘Piripi’ Osma, que había jugado con Popovic en el Cali, el equipo se destacó por su juego ofensivo. Marcó 105 goles en esa temporada y fue subcampeón.

Al año siguiente, alcanzó los cuartos de final de la Copa Libertadores. En ambos casos, en la Liga y en la Copa, el verdugo fue el Atlético Nacional de Juan José Peláez.

Popovic fue el máximo exponente de la escuela balcánica en Colombia. Además de Toza, otro yugoslavo, Blagoje Vidinic, también dirigió a la Selección. Y también brilló en su país como entrenador, al ganar la Copa Intercontinental con el Estrella Roja en 1991. Un técnico con gran estilo ofensivo.

Vladimir Popovic
– Nacimiento: 17 de marzo de 1935.
– Equipos dirigidos en Colombia: Santa Fe (1971-1972), Nacional (1973), Cali (1974, 1984-1986 y 1989) y Millonarios (1994-95).
– Títulos obtenidos en Colombia: liga colombiana con Santa Fe (1971) y Cali (1974).

Tomado de libro: Los mejores técnicos del Fútbol Colombiano.

José Orlando Ascencio
Subeditor de Deportes de EL TIEM´PO
En Twitter: @josasc



Fuente de la Noticia

Comentar

Síguenos

Para que no te pierdas nada de nada.