El presidente Iván Duque presentó el pasado jueves un plan de recompensas que van desde los $500 millones hasta los $4 mil millones por los 34 criminales más buscados y asesinos de líderes sociales, entre quienes se incluyen mandos del Eln, el Clan del Golfo y Los Pelusos. La suma de dinero que pagaría el Gobierno por todos estos sujetos sería de hasta $33 mil millones.

Desde Quibdó, donde encabezó un consejo de seguridad, el jefe de Estado dijo que con esta iniciativa se busca que los ciudadanos denuncien. “Las informaciones de los ciudadanos serán recibidas con total reserva, confidencialidad y protección de su identidad, a través de la línea telefónica 317 896 5777 y en el correo electrónico cuerpoelite@policia.gov.co”, se lee.

Al respecto del cartel, el mandatario señaló que por los cabecillas del Eln se ofrece un total de hasta $12 mil millones: “Hoy se lanza una campaña donde se van a ofrecer $4 mil millones por criminales como alias Gabino, como alias Pablito o como alias Antonio García, criminales del grupo Eln. Y se van a ofrecer $3 mil millones por un criminal como Otoniel, una de las cabezas o quizá la cabeza más visible del Clan del Golfo. Y vamos a ofrecer $2 mil millones por alias Gentil Duarte y alias Pacora, que corresponde al grupo terrorista de Los Pelusos”.

Por los demás, que son 28 en total, entre quienes se encuentran alias Antonio, HH y Marcos Pacífico, del Eln, se ofrecen hasta $500 millones por cada uno.

Desde el 12 de enero, Duque había puesto de presente que el Eln figuraba como uno de los grupos responsables del asesinato de líderes sociales: “Hemos recibido, por parte de la Fiscalía, un reporte (…) y es espeluznante ver que en la gran mayoría esos asesinatos los han cometido grupos armados ilegales: Eln, disidencias, Los Pelusos, el Clan del Golfo, Los Caparrapos y otras estructuras criminales”.

“No volveremos”. El 18 de enero, el Gobierno anunció su negativa a reanudar las conversaciones y posteriormente declaró que desconocía los protocolos. Además se ha negado a participar en la elaboración del plan de retorno de la delegación del Eln, por lo tanto no será posible concretar tal retorno en el plazo previsto”, dice el comunicado de los negociadores en Cuba.

Ese protocolo, firmado en abril de 2016, indicaba que en caso de rompimiento, el Eln tendría dos semanas para regresar.

La fecha del regreso debería cumplirse este sábado 2 de febrero, porque el pasado 18 de enero el gobierno Duque puso fin a las conversaciones, luego de que se confirmó que el Eln fue el autor del atentado contra la Escuela de Cadetes de la Policía.

Fuente: El Heraldo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here