Connect with us

La Región

Por ‘asonadas’ contra los soldados en Nariño, Ejército pide «acciones legales» de alcaldías y Gobernación

Published

on

asonadas contra el Ejército en Nariño

En el corregimiento La Esmeralda y en la Vereda El Filo en Rosario, Nariño, han ocurrido tres asonadas contra el Ejército en lo que va de enero.

Las comunidades señalas de las asonadas, denuncian que la presencia de soldados en sus comunidades es un riesgo, y que la sustitución de cultivos ilícitos y otras intervenciones, deben ser concertadas.

Noticias Nariño.

En el corregimiento La Esmeralda y en la Vereda El Filo en Rosario, Nariño, han ocurrido tres asonadas contra el Ejército este mes, «por quienes serían habitantes de la zona», que rodean con machetes y «palabras soesez» y les exigen retirarse de la zona, y la institución reclama a ls autoridades locales y departamentales.

Hechos ante los que la institución le pide a las alcaldías, porque ha ocurrido en varios municipios, y a la Gobernación, tomar «acciones legales».

Indican que son «sabotajes a la labor constitucional».

Relación compleja…

«El Ejército seguirá cumpliendo operaciones militares que permitan garantizar la sgeuridad de la población nariñense», indican en un comunicado.

asonadas contra el Ejército en Nariño
Han hecho salir a los batallones que llegan a montañas de Nariño, en veredas y corregimientos.

Operaciones que no escapan a la polémica, a los señalamientos de abuso de autoridad y exceso de fuerza.

En estas zonas señalan que, «se saltan la voluntad de las comunidades».

Además, desde estas zonas, donde los problemas de orden público (y en muchas partes por cultivos ilícitos, laboratorios para procesar drogas y presencia de grupos armados ilegales) llevan años, denuncian que la llegada de tropas pone «en riesgo a la población civil».

Así fue la ‘asonada’ contra un batallon de la Vigésima Tercera Brigada en El Filo:

Sin embargo, el Ejército insiste que la comunidad «no debe obstruir las operaciones militares ni agredir a los uniformados» porque podrían enfrentar líos judiciales.

«Esto puede ser constitutivo de tipos penales, como los consagrados en los artículos 226, 429 y 469, del Código Penal Colombiano», señalaron.

En zona rural de Rosario, fue donde disidencias de las Farc secuestraron en diciembre a un policía. Horas después lo liberaron.

Fuente de la Noticia

Advertisement
Advertisement

Tendencias