Conecte con nosotros

Política

Providencia: solo han entregado 19 % de casas nuevas | Huracán Iota | Gobierno | Economía

Publicado

en

Providencia: solo han entregado 19 % de casas nuevas | Huracán Iota | Gobierno | Economía

En la madrugada del 16 de noviembre de 2020, el huracán Iota alcanzó categoría 5 y chocó contra el archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina. La mayoría de los daños se concentraron la isla de Providencia, y desde los primeros días tras el suceso el Gobierno se puso la meta de reconstruir la isla y darle nuevamente cubierta a los isleños.

Sin embargo, a diez meses del desastre natural, el proceso de reconstrucción en la isla aún está lejos de culminar. De acuerdo con la Banca de Desarrollo Territorial (Findeter), entidad encargada de la ejecución de proyectos de reparación y construcción de viviendas, construcción del aeropuerto e intervención de infraestructura educativa y de agua, de 1.787 casas que se deben reconstruir y reparar, con corte del 5 de septiembre, solo 19 % de las casas nuevas habían sido entregadas.

(Vea: Honeywell donará equipo de protección personal en Providencia).

Del total de casas se tiene previsto entregar 910 nuevas y reparar las otras 877. De las viviendas nuevas los isleños solo han recibido 168, mientras que en el ítem de las viviendas reconstruidas van 606 casas, lo que representa el 69 %, y también se tiene estimado renovar las cubiertas de los las casas que quedaron en pie pero tuvieron daños en sus techos. En el momento hay 773 casas a las cuáles se les ha atendido por sus cubiertas, lo que presenta el 88 % de la meta que se tiene en este aspecto.

RETRASOS EN LAS OBRAS

La atención de la emergencia llevó a que el Gobierno anunciara en principio una estrategia denominada ‘Plan 100’, en la que se buscaba en 100 días reconstruir la mayor parte del Archipiélago. Sin embargo, este plan no inició hasta el 1 de enero de 2021, 46 días después del suceso.

Lea También
"Duque no ha tomado decisiones que había prometido"

El presidente Iván Duque anunció entonces que, tras la remoción de los escombros, se empezarían “100 días de rápida acción estatal, donde estaremos atendiendo reconstrucción de vivienda, de infraestructura”. Y entre las metas estaba, para abril 10 de 2021, construir y reparar 1.266 viviendas con servicios públicos.

Una de las imágenes de la destrucción que dejó el huracán Iota a su paso por San Andrés y Providencia.

EFE

Sin embargo, esta meta no se cumplió. El gobierno argumentó dificultades en el transporte de insumos de construcción al archipiélago, así como demoras por la concertación de los diseños con las comunidades. Al punto que la Contraloría puso la lupa sobre el proceso a mediados de junio, y en su momento hizo un llamado a las autoridades para acelerar el proceso, pues solo se habían construido dos de las casas nuevas para la primera semana de junio y 628 viviendas con cubiertas reparadas.

(Vea: Gobierno dice que entregará 50 casas nuevas por mes en Providencia).

A partir de ello, desde la gerencia de la reconstrucción, liderada por Susana Correa, directora del Departamento de Prosperidad Social (DPS), se trazó un nuevo compromiso de entregar 50 casas nuevas en promedio cada mes.

Findeter aclaró que “la fecha de entrega de las 1.787 casas está estipulada para marzo de 2022. Cada mes se trabaja por entregar el máximo de casas posible tanto en reparación como de vivienda nueva de todas las tipologías”.

(Vea: Británicos apoyarán la reactivación de los trenes en el país).

Lea También
Vacunación en Colombia: nuevos lineamientos para recibir las vacunas | Gobierno | Economía

Además, la entidad explicó que para la construcción de las viviendas nuevas se están utilizando dos tipos de soluciones: casas en estructura de acero (T2 – T4) y casas construcción tradicional (ajustadas al lote).

Estas primeras están siendo construidas por el consorcio conformado por Amarillo, Marval y Constructora Bolívar y sus aspectos técnicos y estéticos fueron concertados por el Gobierno Nacional con la comunidad raizal.

Las casas ajustadas al lote son una solución para los casos en los que los lotes en los que se debe construir las casas nuevas son pequeños o no caben las casas de acero. En este caso, se usan las placas existentes o se generan nuevas placas. Estas casas se diseñan con los beneficiarios.

El diseño de las casas fue uno de los elementos que más controversia generó en principio, pues dentro de la identidad cultural del pueblo raizal, nativos del archipiélago, el diseño de las viviendas tiene un papel fundamental, pues las existen diferentes tipos de techos y estructuras, y aunque las casas se parecen, no son iguales, por lo que la comunidad se opuso a la idea de urbanizar la isla.

En días pasados, el ministro de Vivienda, Jonathan Malagón mencionó a este medio que “entre las distintas intervenciones de vivienda que son reparaciones, reconstrucciones y viviendas nuevas tenemos poco más de 40 % de las familias de la isla con una solución de vivienda ya efectiva y recibida a satisfacción, y las familias que ya tienen su solución están muy contentas, porque existe un consenso de que lo que tienen hoy es de lejos mucho mejor a lo que tenían antes del incidente de Iota”.

(Vea: En reactivación, Santa Marta apuesta al turismo de eventos).

Lea También
razones para el récord de solicitudes este año

Sin embargo, el ministro reconoció que la ejecución de las obras ha tenido recientemente una presión adicional, por la escasez de algunos insumos para la construcción, una situación que enfrentan los constructores de todo el país.

Las familias que ya tienen su solución están muy contentas, porque existe un consenso de que lo que tienen hoy es de lejos mucho mejor a lo que tenían antes del incidente de Iota

COMPARTIR EN TWITTER

Nos corresponde seguir avanzando con las viviendas restantes en lo que queda del semestre, tenemos cronogramas internos muy apretados, las complejidades logísticas de la reconstrucción son todas, no tenemos un puerto, tenemos un muelle, la posibilidad de descargue es poco, el acero escasea en cerca de 1.500 proyectos dentro de la plataforma continental, entonces lo difícil que es llevar acero a Providencia hace que esto sea mucho más complejo”, dijo Malagón.

(Vea: En octubre se sabrá quién hará el km 58 de vía entre Bogotá y Villavo).

Findeter indicó también que la capacidad de descargue del muelle es limitada, y que los barcos deben esperar fondeados entre 5 y 8 días para su turno de descargue, y que la distribución de materiales es dispendiosa debido a que las casas están por los 17 km2 que tiene la isla. “Se debe tener presente que todos los materiales e insumos, desde una puntilla o una lija, deben ser transportados desde el continente. A pesar de contar con ellos su disponibilidad en la isla puede verse limitada”, indicó la entidad.

LAURA LUCÍA BECERRA ELEJALDE
Periodista Portafolio
Twitter: @LauraB_Elejalde

Fuente de la Noticia

Anuncio

Tendencias