Conecte con nosotros

Economía

¿Qué viene para el dólar en medio del contexto internacional y social? | Economía

Publicado

en

Dólar TRM en Colombia: Así fue el comportamiento y cierre del precio del dólar 2020 | Economía

Las incertidumbres generadas por el retiro del proyecto original de reforma tributaria (para tramitar uno nuevo) y las afectaciones sociales por diversos actos de violencia y vandalismo en las calles durante las jornadas del paro nacional se sintieron de forma importante esta semana en los mercados financieros, que tomaron un rumbo diferente al de países de la región.

(Lea: El dólar en Colombia cerró la semana por debajo de los 3.800 pesos)

Desde el inicio de las jornadas de movilizaciones, el 28 de abril el dólar subió hasta el miércoles 128 pesos, que llegó en su cotización oficial del jueves a 3.846 pesos, impulsado no solo por el retiro de la iniciativa del Congreso, sino por la crisis que desembocó en la renuncia del ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla. Estas situaciones llevaron a aumentar en las últimas semanas la percepción de riesgo del país.

Según el departamento de Investigaciones Económicas del Banco de Bogotá, mientras que el miércoles la mayoría de monedas de América Latina se valorizaron 0,2 por ciento por la corrección en los precios de los bonos del Tesoro de Estados Unidos, entre el jueves y viernes el peso reaccionó, con lo cual el dólar bajó en esos dos días 80 pesos.

En forma simultánea, la tensión social y económica por los riesgos fiscales también se evidenció en una desvalorización de las acciones que al cierre de la semana prácticamente fue recuperada.

Según los datos de la Bolsa de Valores de Colombia, entre el 28 de abril y el 4 de mayo, el índice Colcap, que refleja las 20 acciones más importantes, se contrajo un 5,3 por ciento, al perder 68,49 unidades y descender a 1.217,67 unidades. Sin embargo, entre jueves y viernes, el Colcap subió 68 unidades y terminó la semana en 1.281,93 pesos.

Según Felipe Campos, jefe de Investigaciones Económicas y Estrategia de la comisionista Alianza Valores, desde hace un mes los bonos estadounidenses han dejado de atraer flujos de dólares y esto había generado una reducción de la divisa en Colombia al aumentar la oferta en el mercado.

Lea También
El cambio climático podría acabar con el cacao, café y la soya | Economía

Pero el ruido tributario y social ha llevado a que el peso esté siendo una de las monedas más devaluadas del mundo junta a las de Turquía y Argentina, y duplicando la devaluación de otras monedas regionales.

Según el analista, la situación en Colombia está afectada por la reforma tributaria y la incertidumbre sobre la posibilidad de que el país pierda el grado de inversión, lo cual, junto con la alteración del orden social, genera dudas en los inversionistas.

“Más allá de la reforma tributaria y de una convergencia fiscal, y de que los 100 billones de hueco fiscal se reduzcan a 30 billones en unos años, la duda es sobre si la mayoría de colombianos están respaldando el plan del Gobierno”, indicó.

Por su parte, la Dirección de Estudios Económicos del Grupo Bolívar explica que en la primera parte de 2021, no obstante el incremento en los precios del petróleo, la tasa de cambio en Colombia ha aumentado, debido precisamente al hecho de que la tendencia devaluacionista, generada por el incremento en el riesgo país y el comportamiento del dólar a nivel global, han pesado más que la tendencia a la apreciación resultante del incremento en los precios del petróleo.

¿Qué esperar?

Para Campos, en los próximos cuatro o cinco meses estarán mezclándose factores como la recuperación de Estados Unidos y el frente social, haciendo difícil que la divisa caiga por debajo de los 3.700 o incluso de 3.600 pesos.

A su turno, para los analistas del Grupo Bolívar es claro que una proyección de la tasa de cambio exige algún supuesto sobre qué va a suceder con la aprobación de la reforma fiscal y la posibilidad de mantener el grado de inversión.

Lea También
¿Vale la pena comprar un carro de salvamento? | Finanzas | Economía

“En nuestro escenario base esa reforma sí es aprobada, pero distará de ser la reforma estructural que hubiese sido óptima desde el punto de vista técnico. Además será por un monto inferior al que se había planteado inicialmente. En este caso, la tasa de cambio promedio para el año sería de 3.680 pesos. En caso contrario, la tasa de cambio promedio alcanzaría los 3.790 pesos con una mayor inestabilidad”, dicen.

Y para un horizonte más amplio, Felipe Campos, jefe de Investigaciones Económicas y Estrategia de Alianza Valores, explica que se está dando un cambio en el precio de las materias primas como el café y el petróleo, factor que hará presión a la baja, algo que en este momento la gente no ve porque está lidiando con las elecciones, el grado de inversión y la reforma tributaria, y primero habrá que sortear estas situaciones antes de que se tome ese nuevo rumbo en los próximos años.

Percepción de más riesgo

Pero destacó que la deuda pública de Colombia hace tres o cuatro años se ha venido negociando en los mercados secundarios de capitales como si no tuviera grado de inversión o estuviera en el mínimo, aunque en las últimas semanas estos papeles se negociaron dos niveles por debajo del grado de inversión (calificación BB), algo que sí despertó nuevas alertas.

No obstante, Andrés Langebaek Rueda, director ejecutivo de Estudios Económicos del Grupo Bolívar, cree que si bien los 14 billones de pesos de recaudo esperado por la nueva reforma tributaria no es el monto ideal, sí serviría para mantener el grado de inversión y los mercados internacionales estarían viendo un esfuerzo y compromiso del país por hacer ajustes.

Pero el problema que puede darse con una reforma no tan ambiciosa es que se podrían ver recortes de inversión en el Presupuesto General de la Nación, porque no habrá los recursos suficientes para bajar la deuda y hacer un plan relativamente grande en ese frente.

Y explica que cuando un país pierde el grado de inversión, en la medida en que el ahorro externo es menos propenso a llegar, se genera la necesidad de financiar la inversión con más plata local, tanto del Gobierno como del sector privado, lo que ocasiona un aumento de largo y mediano plazo en las tasas de interés, que tiene un efecto en la inversión y el crecimiento.

Lea También
Las renovables se extenderían a otros 16 departamentos | Economía

“Los países que no son grado de inversión tienden a pagar más caro su endeudamiento, tener tasas más altas y menor crecimiento. Y esto implica retos para el sector financiero, ya que habría, por ejemplo, menos recursos y menores plazos para financiar proyectos como las concesiones 4G”, agregó.

Finalmente, pese a la caída y recuperación de esta semana, la bolsa colombiana ha sido muy castigada y no tenía mucha fuerza por factores como la posible emisión de acciones de Ecopetrol.

“Las acciones colombianas, al igual que las de Estados Unidos, llevan un estancamiento de 10 años, pero nuestra visión de largo plazo es que las tendencias van a cambiar. El dólar en dos años va estar más abajo y las acciones mucho más arriba, por el cambio de ciclo que se está dando en las materias primas, pero en el corto plazo va a haber ruido”, recalca Campos.

Y al igual que con el dólar, se prevé que, el próximo año, hasta las elecciones presidenciales, habrá factores de volatilidad y sobresaltos en el mercado bursátil. “Ya vemos inversión internacional buscando en Chile y en Brasil, pero toda la región tendrá que pasar por las mismas pruebas fiscales, de elecciones y de calificaciones de riesgo”, puntualizó Campos.

ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Fuente de la Noticia

Anuncio

Tendencias