Home MundoAsia Recompensas por aviones y helicópteros pondrán a prueba la lealtad del ejército de Myanmar: ex soldados

Recompensas por aviones y helicópteros pondrán a prueba la lealtad del ejército de Myanmar: ex soldados

por Redacción BL
0 comentario

Es probable que un programa de recompensas ofrecido por el Gobierno de Unidad Nacional (NUG) en la sombra de Myanmar a los soldados de la junta que desertan con aviones, helicópteros y otros vehículos ponga a prueba la lealtad de los rangos inferiores del ejército, según exmilitares.

A principios de este mes, el NUG anunció que estaba ofreciendo recompensas en efectivo de hasta el equivalente de US $ 300,000 a cualquier soldado que destruya un vehículo o avión de asalto del ejército, la marina o la fuerza aérea, o hasta US $ 500,000 a cualquiera que deserte a la oposición junto con uno.

Naing Htoo Aung, el secretario permanente del Ministerio de Defensa de NUG, dijo en ese momento que el programa de recompensas tiene como objetivo brindar «garantías en la vida» para aquellos soldados que se vuelven contra la junta.

“Nos hemos enterado de que hay muchos soldados que quieren desertar de sus unidades y unirse a las fuerzas del pueblo”, dijo, y agregó que los vehículos militares están siendo utilizados para “atacar al público”.

“Esperamos que este anuncio los aliente a desertar más. Creemos que la tasa de deserción aumentará cada día”.

El capitán Kaung Thu Win, un oficial militar que se unió al Movimiento de Desobediencia Civil (CDM, por sus siglas en inglés) contra la junta, estuvo de acuerdo en que es probable que los soldados rasos aprovechen esa oportunidad, aunque reconoció que sería difícil para ellos fugarse con los vehículos intactos.

“Podría ser un desafío llevar aviones o aviones de combate a otro lugar. Por ejemplo, los aviones de combate necesitan un [special] pista de aterrizaje. Los helicópteros también tienen un alcance limitado, dependiendo de su capacidad. Incluso los tanques son difíciles de recorrer largas distancias”, dijo a RFA.

“Es más realista esperar que los destruyan. Y solo deberían recibir las recompensas si pueden mostrar evidencia de que destruyeron los vehículos y desertaron”.

Según el anuncio de NUG, los soldados son elegibles para recibir recompensas en efectivo equivalentes a 100.000 dólares estadounidenses por destruir tanques de combustible para aviones de combate, así como fábricas de armas e instalaciones de almacenamiento.

Las repetidas llamadas al viceministro de Información de la junta, mayor general Zaw Min Tun, para que comentara sobre el programa de recompensas quedaron sin respuesta.

Thein Tun Oo, director ejecutivo del Instituto Thayninga de Estudios Estratégicos, un grupo de ex oficiales militares de Myanmar, calificó la oferta de poco práctica y poco realista.

“Existen varias medidas que dificultan el robo de vehículos militares, y mucho menos su destrucción. Hay jerarquías de mando que monitorean a los miembros de cada unidad”, dijo a RFA.

“Para ser franco, este anuncio es solo con fines propagandísticos. Cuando las fuerzas de la oposición toman las armas para luchar, harán cualquier cosa para derrotar al enemigo, sin importar si está bien o mal. En cuanto a si estas tácticas funcionarán o no, depende de su propósito y del impacto que tengan”.

El capitán Lin Htet Aung dijo que, independientemente de su impacto en el resultado del conflicto, la oferta de recompensa del NUG hará que los soldados de todos los niveles del ejército cuestionen su lealtad a la junta.

“Este anuncio podría agitar a los miembros de las fuerzas de élite. Aquellos que están operando los vehículos tendrán pensamientos para considerar. También generará desconfianza entre los miembros de las fuerzas armadas”, dijo.

“El ejército ya enfrenta una crisis moral y está perdiendo la lealtad entre sus miembros. Los oficiales de mayor rango sancionarán estrictamente cualquier infracción que ocurra después de este anuncio”.

Según Pyithu Yinkwin (Abrazo del Pueblo), un grupo de miembros del MDL formado por ex militares, casi 3.000 soldados se han unido al MDL desde el golpe de Estado del 1 de febrero de 2021 en el que la junta arrebató el poder a la Liga Nacional elegida democráticamente por Partido Democracia (NLD).

Los tanques de la Junta participan en un desfile del Día de las Fuerzas Armadas en Naypyidaw, Myanmar, el 27 de marzo de 2022. AFP

Mal uso de la propiedad pública

En una entrevista reciente, el ministro de Defensa de NUG, Yee Mon, dijo a RFA que el anuncio del programa de recompensas estaba justificado en virtud de la Ley de propiedad pública de Myanmar de 1947, que previene el «uso indebido de la propiedad pública».

“Actualmente, la junta está haciendo un mal uso de las instalaciones militares, que son propiedad pública, para ejercer violencia contra la gente y matarla”, dijo, y agregó que el presidente de un nuevo gobierno civil promulgará nuevas leyes para garantizar que tales violaciones no vuelvan a ocurrir. .

Yee Mon respondió a los críticos que dudan de la viabilidad del anuncio de NUG señalando que «los helicópteros no necesitan pistas de aterrizaje» y sugiriendo que «los aeropuertos estarán bajo el control de PDF tarde o temprano» para acomodar cualquier avión de combate robado.

Mientras tanto, las fuerzas de oposición, compuestas en gran parte por paramilitares de la Fuerza de Defensa del Pueblo (PDF), están siendo armadas con “armas estándar y artefactos explosivos improvisados ​​fabricados en fábrica que fabricamos nosotros mismos”, así como armas compradas con un presupuesto de 34 millones de dólares estadounidenses, y otros confiscados a las tropas de la junta.

“Tenemos suficientes armas para cumplir con los requisitos mínimos de las fuerzas del PDF”, dijo, sin dar más detalles.

Yee Mon dijo que la oposición armada cuenta ahora con “entre 50.000 y 100.000” soldados del PDF y otros grupos aliados anti-junta formados en 259 batallones militares, así como unidades de combate con base en 250 municipios de todo el país. RFA no pudo verificar de forma independiente las afirmaciones del ministro.

“La mayoría de estos grupos están trabajando con NUG… y estamos listos para derrotar a la junta militar”, dijo. “Ahora estamos trabajando en el siguiente paso en términos de rodear y controlar algunas ciudades.

El ministro de Defensa dijo que el NUG no tiene planes de negociar con la junta, “siempre que mantenga un sistema y una mentalidad autoritarios”.

“Con respecto al futuro de las fuerzas armadas, que está bajo su control, depende de sus soldados decidir”, dijo. “Pueden optar por disolver completamente las fuerzas armadas o reformarlas en fuerzas que cumplan con el mando de un gobierno civil. Si es lo último, la ventana para las negociaciones permanece abierta”.

Traducido por Ye Kaung Myint Maung. Escrito en inglés por Joshua Lipes.



Fuente de la Noticia

You may also like

Noticias de Buenaventura y el mundo

2024 – All Right Reserved. [email protected]