Conecte con nosotros
Reforma tributaria podría mitigar 66% del aumento de la pobreza | Economía Reforma tributaria podría mitigar 66% del aumento de la pobreza | Economía

Economía

Reforma tributaria podría mitigar 66% del aumento de la pobreza | Economía

Avatar

Publicado

en

Aunque todavía no se conocen todos los detalles de la reforma tributaria, el Ministerio de Hacienda ya dejó ver la hoja de ruta en materia social, y con los programas que plantean, según sus cuentas, se podría reducir en un 66,2% el aumento que se calcula para la pobreza monetaria.

(Las claves de la nueva reforma tributaria del gobierno Duque). 

Aunque la meta puede ser alta, según expertos, sería un buen comienzo para el trabajo que le queda a Colombia para amortiguar el golpe que están teniendo los hogares más pobres y vulnerables en el país. Eso sí, alertan que será necesario complementarlo con otras iniciativas para impulsar la formación para el trabajo y apoyar el desempleo para jóvenes y mujeres.

(Impuesto de renta se ampliaría a personas con ingresos de $2 millones). 

Cabe recordar que hace un par de semanas se conocieron algunos detalles de la reforma tributaria con la presentación que hizo el Ministerio de Hacienda al Consejo Gremial, en la que detallan que el plan es hacer permanente Ingreso solidario, que hasta el momento va hasta junio de este año, y ampliar la cobertura de la compensación del IVA.

Asimismo, plantean que los programas de transferencias monetarias que ya existen, como Jóvenes en acción, Colombia Mayor y Familias en acción, se mantendrán como están hoy en cuanto al monto y el número de beneficiarios.

De igual manera, el Gobierno propone modificar la asignación y focalización de los subsidios que actualmente existen para los servicios públicos de energía eléctrica y gas.

Con la implementación de estas medidas el Ejecutivo plantea que se puede reducir en 7,9 puntos porcentuales la pobreza extrema, 4,2 puntos porcentuales la monetaria y se podría ver una disminución de 3,2 en el coeficiente Gini, que mide la desigualdad.

Según el Conpes de reactivación que publicó recientemente el Departamento Nacional de Planeación (DNP) y estimaciones de la misma entidad, el impacto de la pandemia haría que Colombia suba de 37,5% a 42,04% en pobreza monetaria, un alza de 6,3 puntos porcentuales. Eso quiere decir que con las propuestas que tienen en la reforma tributaria, llamada ‘Solidaridad sostenible’, se podría mitigar en un 66,2% el impacto de la crisis.

Y si se compara con las estimaciones de otros organismos como el Banco Mundial o Fedesarrollo, que plantean que el aumento en la pobreza monetaria sería de 45,5% y 47,6%, respectivamente, el choque de las medidas gubernamentales sería aún mayor.

Incluso, para el caso de la pobreza extrema, que son todas aquellas personas que viven con $137.350 al mes en el total nacional, el DNP estima que el aumento por covid subiría de 9,6% a 11,6%, mientras que Fedesarrollo y el Banco Mundial creen que puede subir a 14,6% y 14,7%.

A esas medidas se les puede agregar el programa de Generación E, con la que buscan subsidiar matrículas a estudiantes en condición de vulnerabilidad; un subsidio de las cotizaciones de seguridad social por cinco años a grupos de jóvenes, personas discapacitadas, aprendices del Sena y adultos mayores sin pensión y la extensión de lo subsidios a la nómina hasta junio de 2021.

LOS RETOS 

Ahora bien, aunque todavía queda que la hoja de ruta para aliviar las finanzas públicas pase por el Congreso, expertos consultados por este diario señalan que será clave que el gasto social esté bien focalizado, se actualice la foto con la nueva configuración de la pobreza que quedó por cuenta de la pandemia, se piense en medidas concretas para las mujeres y se evite el “asistencialismo”.

Para Jairo Núñez, investigador de Fedesarrollo y quien ha trabajado en las simulaciones de pobreza, “la pobreza para 2020 tendrá a 20 millones de personas en esa condición. El Estado tiene la responsabilidad de mitigar los efectos de este fenómeno, pero primero requiere encontrar las fuentes de financiación. Solo me preocupa que no se diseñen bien los programas y se convierta todo en una política asistencialista”, dice.

En esa línea Roberto Angulo, socio fundador de la firma Inclusión, dice que la meta del Gobierno es “ambiciosa, pero también realista siempre y cuando puedan garantizar lo que se requiere para juntar transacciones en una operación de focalización, y también hacer los ajustes de los mecanismos de pago”.

Angulo detalla que será clave que el Gobierno actualice rápido la base de datos del Sisbén IV, que se hizo antes de que comenzara la pandemia; y se le entregue el Ingreso solidario a todos los hogares con criterios de focalización geográfica, menos a los que se tiene evidencia que no son pobres. “Soy consciente de que es una propuesta heterodoxa, pero el problema lo amerita”, dijo.

Además de eso, los expertos agregan que los programas también deben complementarse con programas de formación para el trabajo, sobre todo para el caso de Jóvenes en acción, y así evitar el “asistencialismo”. “Lo más coherente es que estos subsidios se mantengan y se diseñen bajo una perspectiva de oportunidades para la inclusión laboral”, argumenta Núñez.

Por su parte, Jorge Enrique Espitia, investigador del Centro de política fiscal de la U. Nacional, señala que también hay un riesgo con los efectos que pueda tener eliminar las exenciones a varios productos del IVA, aunque el Gobierno ya dijo que no aplicaría para los principales elementos de la canasta familiar.

“La eliminación de las exenciones del IVA va a afectar a las familias pobres, vulnerables y de la clase media en la medida en eso va a impactar su ingreso después del consumo”, manifestó Espitia y apuntó que teniendo en cuenta que la devolución del IVA ha llegado actualmente a solo el 23% de los hogares pobres, la propuesta del Ejecutivo es “todavía incierta”.

María Camila González Olarte
Twitter: @CamilaGolarte

Fuente de la Noticia

Tendencias

%d bloggers like this: