Aunque delincuentes arrojaron el explosivo a una vivienda, este cayó en una de las aulas del colegio Robert Mario Bishop. Por fortuna, los 30 niños de ese curso estaban en ese momento en una misa, en otra sede del centro educativo.

Como un atentado fallido en tema humanitario, por fortuna, podría calificarse lo que sucedió en las primeras horas de la mañana de este miércoles en el colegio Robert Mario Bischoff, sede las cruces, del municipio de Tumaco, Nariño, que por fortuna no dejó víctimas mortales ni heridos.

Según la primera versión de las autoridades, que atendieron lo sucedido, un artefacto explosivo fue lanzado contra una casa vecina a la institución, con tan mala fortuna que el mismo rebotó y entró por el techo de un aula de clase del plantel, y explotó allí.

Por fortuna, los niños que recibían clases en esa aula se encontraban a esa hora en una misa en otra sede de la institución, razón por la cual no hubo personas heridos ni víctimas mortales, aunque si se registraron daños estructurales en techo y aula.

Si bien la tragedia se evitó, las autoridades adelantan las investigaciones pertinentes del hecho y presumen, en primera instancia, que todo se trató de un ajuste de cuentas por la disputa entre bandas que operan en dicha zona del municipio por el territorio.

Diario del Cauca

 

 

Deje su comentario

Deje su Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here