La Secretaría de Salud realiza constantes monitoreos a extranjeros en el puerto de Buenaventura y en el aeropuerto Alfonso Bonilla Aragón.

Las autoridades en el Valle del Cauca intensificaron sus controles y monitoreos en el departamento tras la alerta mundial que hay por el virus del Ébola.

Los controles se realizan con mayor intensidad en el puerto de Buenaventura debido al gran número de embarcaciones que llegan al terminal marítimo, como también en el aeropuerto Alfonso Bonilla Aragón de Palmira.

Según la secretaria de Salud, María Cristina Lesmes, toda la red de salud pública estará en alerta porque, aunque el departamento está preparado para enfrentar cualquier patología, en el caso del Ébola se debe reforzar el plan de contingencia.

“Tenemos un puesto designado y de control en Buenaventura, también en el aeropuerto de Palmaseca donde son los dos lugares en los que podríamos tener pacientes que lleguen con esta enfermedad”, dijo Lesmes.

“Tenemos la formación suficiente en el manejo de estos pacientes, sin embargo, con la nueva alerta mundial renovamos nuestro plan de atención”, agregó la funcionaria.

Adicionalmente, Lesmes indicó que es importante que, ante cualquier sospecha de alguna persona con estos síntomas o características del virus, se debe indicar a las autoridades.

En el caso de los buques mercantes, el comandante del navío debe notificar la presencia de persona enferma en su interior para proceder con el protocolo respectivo de salud.

DEJE SU COMENTARIO

Por favor escriba su comentario
Por favor escriba su nombre aquí