Conecte con nosotros

Tecnología

Renovables, tecnología, celulosa… Estos son los sectores que están resistiendo la crisis

Publicado

en

Renovables, tecnología, celulosa… Estos son los sectores que están resistiendo la crisis

La llegada del coronavirus ha supuesto un revés para la inmensa mayoría de las empresas españolas, que han visto cómo la pandemia ha afectado a los núcleos centrales de nuestra economía. Los confinamientos, el descenso del consumo interno, el retraso en las vacunas y la caída de actividad han sido un jarro de agua fría para muchas de ellas.

Sin embargo, la crisis no siempre afecta a todos por igual. Ya sea por la idiosincrasia de una actividad empresarial concreta o por el afán de reinvención de sus empresas, hay ciertos sectores que están resistiendo mejor que otros; sectores que están ‘plantando cara’ a la crisis. Estos son algunos de ellos.

Renovables: sin ERTE y con interés inversor

Lo bueno de ser un sector con muchos años al alza es que, aunque llegue una crisis, lo lógico es que no la sufras tanto. Es lo que le ha pasado al sector de las energías renovables. En los primeros meses de la pandemia ya resistieron el pulso de la crisis e incluso incrementaron su producción eléctrica. Es más, con 474 GWh de energía renovable generados el 30 de abril, ese día se convirtió en el de mayor cuota de renovables desde que se tiene registro en el mix nacional: un 69% sobre el total.

2020 también acabó con signos positivos. Y es que la fiebre inversora en renovables no se ha visto aplacada durante la pandemia. De hecho, si echamos un ojo a los datos del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, veremos que las empresas dedicadas al suministro de energías no han notado casi un impacto en el empleo: apenas acogen el 0,02% de todos los ERTE que ha habido en España. La eólica y la fotovoltaica, pero también otras tecnologías como la biomasa, componen un sector esencial y con grandes posibilidades de crecimiento potenciado desde el ámbito europeo.

Tecnológicas: la suerte de vivir ‘online’

Las empresas tecnológicas también se han visto en una situación favorable (o al menos no tan desfavorable) en la pandemia. Por dos motivos: en primer lugar, porque al tener actividad ‘online’ no se ven tan afectadas por los confinamientos y la paralización de ciertos sectores; y en segundo, porque el teletrabajo ha permitido que muchas empresas dedicadas a ofrecer tecnología de videollamadas, servicios en la nube u otras aplicaciones digitales hayan podido aumentar su negocio.

Hay varios datos oficiales que confirman la resistencia de las empresas tecnológicas. Para empezar, las estadísticas del INE sobre creación de empresas en 2020, que revelan que la creación de empresas de información y comunicaciones creció 0,5 puntos porcentuales entre enero y octubre. Además, las compañías de programación, consultoría y otras actividades relacionadas con la informática representan apenas el 0,5% de los ERTE, mientras que las de fabricación de productos informáticos, electrónicos y ópticos suponen el 0,06%. Hay otro dato interesante, el que ofrece el Informe Ventas, empleo y salarios en las grandes empresas, de la Agencia Tributaria, que muestra cómo las empresas de software son las únicas que han aumentado su negocio de manera muy sustancial durante 2020.

Celulosa: empleo e industria al alza

La industria del papel y la celulosa es otro sector que está resistiendo la crisis generada por la pandemia. Se trata de una ‘commodity’ cuya cotización, de marcado carácter cíclico, no está ligada a factores internos, sino a otros externos como la evolución de la demanda en grandes mercados como China, cuyo consumo de productos elaborados a partir de celulosa crece a doble dígito. Una tendencia que ya se está trasladando a Europa. Al igual que en el caso de las energías renovables, el de la celulosa es un sector vinculado además a la economía circular, la bioeconomía y, en definitiva, la sostenibilidad, en línea con el ‘Pacto Verde’ impulsado desde Bruselas.

Una de las empresas que precisamente refleja cómo el sector de la celulosa puede contribuir a la recuperación es Ence. La compañía genera cerca de 20.000 puestos de trabajo directos, indirectos e inducidos y, desde que comenzó la pandemia, ha realizado nuevas contrataciones y puesto en marcha iniciativas enfocadas a la formación y el empleo de jóvenes.

Logística: aupada por el ‘ecommerce’

¿Qué pasa cuando la mayoría de tiendas físicas tiene que cerrar y los consumidores, aun pudiendo salir a por productos esenciales, tienen miedo de contagiarse? Que sube el comercio electrónico. Y esta subida siempre desemboca en otro aumento inmediato: el de las empresas de transporte y logística, que por momentos incluso llegaron a estar sobrepasadas por la situación, como pasó en marzo de 2020.

No hay más que echar un ojo a las estadísticas de creación de empresas del INE para comprobarlo: el sector del transporte y la logística no solo ha crecido en número de compañías, sino que además, con el paso de los meses, ha aumentado sus ratios de nacimiento empresarial. Además, según el informe de la Agencia Tributaria, el sector es uno de los que menos ha caído en términos interanuales.

(EFE)

Como vemos, en definitiva, la crisis no ha afectado por igual a todos los sectores. Algunos de ellos, entre los que se encuentran los que hemos repasado, apenas han caído o incluso han crecido en este último año. Y a medida que continúe la recuperación cabe esperar que sigan creciendo para engranar el tejido empresarial de nuestro país.

Fuente de la Noticia

Tendencias