Conecte con nosotros

Economía

Reparos al POT de Bogotá por riesgo de informalidad | Infraestructura | Economía

Publicado

en

Reparos al POT de Bogotá por riesgo de informalidad | Infraestructura | Economía

El pasado 12 de julio la Alcaldía de Bogotá presentó al Concejo de la ciudad el Plan de Ordenamiento Territorial (POT) ‘El Renacer de Bogotá 2022-2035’, en el que se definen lineamientos de desarrollo de la ciudad en los próximos años.

(¿Bogotá con más localidades? luz verde a cambio del POT en la ciudad). 

No obstante, a pesar de rescatar algunos ejes, varios sectores ya han hecho públicas sus observaciones al proyecto argumentando que “en el documento de la propuesta del POT genera problemas para el desarrollo urbano formal”.

De acuerdo con Sandra Forero, la presidente de la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol) hay un tema importante y es revisar qué tan acordes son las proyecciones poblacionales del POT con las estimaciones del Dane sobre este punto.

(Alcaldía de Bogotá lanzó su proyecto de POT para la ciudad). 


Y es que como lo evidenció el capítulo del gremio en Bogotá y Cundinamarca (B&C), el articulado actual propone atender 589.000 hogares frente a una necesidad que, basada en las cifras del ente estadístico, es de 1.067.525.

Lea También
Duque anuncia proyectos de inversión de más US$2.500 millones en Colombia | Gobierno | Economía

Eso quiere decir, como ha manifestado Alejandro Callejas, gerente de Camacol B&C, que los ciudadanos tendrán dos alternativas: vivir en los municipios aledaños a la ciudad o en la informalidad.

“Si la apuesta es por lo primero, la norma de ordenamiento debería proponer una organización del territorio en la que los municipios aledaños estén involucrados y asegure la disponibilidad de servicios públicos y conectividad (…)y eso está lejos de ser una ciudad de 30 minutos”, dice.

De otro lado, en términos de norma urbana, el documento de la administración local plantea que el uso residencial continúa siendo restringido en áreas de actividad de grandes servicios metropolitanos, sujeto a compras de derechos de edificabilidad adicional.

Para Camacol B&C, estas áreas se ubican en sectores estratégicos de la ciudad y sus restricciones al uso podrían generar sobreoferta de industrias, y simultáneamente una menor cantidad de vivienda social en lugares estratégicamente ubicados.

Como esta, otra de las observaciones del gremio es eliminar la restricción del área mínima para vivienda social, pues esto “refuerza un modelo de segregación espacial en donde la VIS se genera en la periferia, e impacta el cierre financiero de los proyectos”.

(Dan plazo a planes de movilidad sostenible). 

Lea También
Inflación en EE.UU. muestra señales de moderación | Economía

Sobre la vivienda VIS el POT destaca que en zonas cercanas a corredores de transporte masivo solo se podrán hacer 8 pisos como máxima altura.Para Andrés Correa, presidente de Fiabci Colombia, la principal observación es el cambio en las cargas y los beneficios. Dice que el POT propone que lo que en este momento está en 3 baje a 1,3, lo que “va a desincentivar la construcción”.

“Estas nuevas cargas van a encarecer el metro cuadrado. También van a profundizar la dificultad financiera de las familias menos favorecidas para adquirir vivienda; actualmente hay pocos proyectos VIS porque con las condiciones actuales es difícil generarlos y si se incrementan las cargas pues serán menos aún”.

Lea También
Sectores clave en la creación de empleo solo pesan 26,7% del PIB | Economía

RENOVACIÓN URBANA 

La propuesta estima que la nueva norma tiene un potencial inmobiliario de 1,6 millones de viviendas, donde el tratamiento de renovación urbana se le asigna la mayor participación con un 54,7%.

“La Renovación Urbana es un instrumento necesario, pero como lo plantea el POT es un desarrollo desaforado que cuadruplicará la densidad existente en la ciudad”, expresó Carlos Carrillo concejal del Partido Polo Democrático.

Lo anterior, dice, debido a que se ha determinado, para el tratamiento de renovación urbana, un objetivo de cesión de suelo en sitio de tan sólo dos metros cuadrados de espacio público por habitante; “muy lejos de lo recomendado por los estándares internacionales de 10 m2 por habitante”.

Y a esto, Camacol agrega que la renovación urbana históricamente no ha tenido una participación importante en la oferta de vivienda, “y difícilmente la tendrá con las condiciones exigentes de la nueva norma”.

Fuente de la Noticia

Anuncio

Tendencias

Correos en Workspace