Buenaventura en Linea
Ricardo Raineri director de desarrollo del Instituto de Tecnología Limpias de Corfo: “Vamos a profundizar el diálogo con los actores regionales cuando ellos así lo dispongan”

Ricardo Raineri director de desarrollo del Instituto de Tecnología Limpias de Corfo: “Vamos a profundizar el diálogo con los actores regionales cuando ellos así lo dispongan”

El exministro de Energía de Piñera liderará la instalación del ITL. Comenta que trabajan en la constitución de una fundación para recibir los recursos de Corfo y que han tenido reuniones “preliminares” con actores regionales, entre ellos, la AIA y universidades tradicionales.

La adjudicación del Instituto de Tecnologías Limpias (ITL) de Corfo a comienzos de enero al consorcio liderado por Associated Universities Inc (AUI) -que integra a nueve universidades estadounidenses- y en el que participan tres privadas locales- generó una ola de críticas de universidades tradicionales, parlamentarios de oposición y empresas. Actores que no quedaron conformes con la adjudicación del Instituto a un consorcio mayoritariamente extranjero.

Si bien el escenario sigue siendo adverso, el consorcio ganador comienza a trazar líneas para iniciar actividades. Nombró como director de Desarrollo al exministro de Energía del primer Gobierno de Piñera, Ricardo Raineri, quien liderará la instalación del ITL. El ingeniero comercial de la Universidad Católica y doctor en economía de la Universidad de Minnesota, es uno de los cerebros detrás de la propuesta que permitió a AUI adjudicarse el fondo de Investigación y Desarrollo (I+D) más grande de las últimas décadas, que asciende a US$ 193 millones en 10 años, provenientes del acuerdo entre Corfo y SQM por la explotación del litio.

En la primera entrevista que da a los medios en su nuevo rol, Raineri comentó que desde 2019 asesora a AUI. También abordó las críticas a la falta de actores locales en el proyecto, argumentando que la propuesta es “integradora” y que “contempla trabajar con todos los que se quieran sumar”.

Revela que han tenido conversaciones “preliminares” con la Asociación de Industriales de Antofagasta (AIA), universidades regionales y tradicionales -de las que no quiere dar los nombres- y emprendedores de la región de Antofagasta -donde se emplazará el ITL- para sumarlos. “En algún momento, ciertamente, vamos a profundizar el diálogo con ellos (actores regionales), cuando ellos así lo dispongan”.

Raineri señala que ya trabajan en la constitución de la fundación receptora de los fondos de Corfo y espera que esta entidad y el directorio del ITL, estén operativos el primer semestre de este año.

– ¿De qué manera se está trabajando para incorporar a los industriales de Antofagasta, universidades tradicionales y otros actores locales?

– Tanto en la etapa inicial, antes de presentar la propuesta, como una vez que fuimos adjudicados, invitamos a sumarse a los actores regionales. Tenemos conversaciones con instituciones tanto del sector industrial como académico y de investigación y desarrollo de capacidades tecnológicas, que ya nos han manifestado cuáles son sus áreas de interés para el trabajo colaborativo con el Instituto.

Además, en la región hay bastante capacidad instalada y varios grupos involucrados en temas de desarrollo de tecnologías, emprendimiento y generación de capital humano, y queremos que la mayor parte se sume a la propuesta.

El Instituto va a trabajar principalmente en el desarrollo de tecnológia avanzada. Ahí es donde las empresas, por ejemplo, juegan un rol relevante porque el éxito del pasa por responder a necesidades reales de la industria.

– ¿Cuáles serán los principales hitos en el proceso de instalación?

– Estamos bastante avanzados en constituir la fundación sin fines de lucro que será la receptora de los recursos y se convertirá en el Instituto de Tecnologías Limpias (ITL). Estamos determinando los objetivos y prioridades de desarrollo tecnológico, innovación y emprendimiento que debemos seguir.

Ya hemos tenido varias videoconferencias con los asociados para ir definiendo el trabajo de instalación. Conformamos grupos de trabajo en el ámbito de comunicaciones, desarrollo y formación de capital humano avanzado, tanto a nivel escolar como universitario, e infraestructura, que partirán trabajando a plenitud en marzo.

También estamos trabajando en definir las oficinas del Instituto, que es un costo extra, ya que los fondos entregados por parte de SQM para I+D no pueden ser usados para financiar la infraestructura corporativa. Además, contamos con un equipo dedicado al emprendimiento y obtención de financiamiento adicional para el Instituto a través de inversionistas, y otro dedicado al tema tecnológico.

Ciertamente también tocará definir formalmente la gobernanza del ITL, que contará con un directorio conformado por siete personas. Dos de ellas serán representantes de instituciones del Estado, nominados por el Presidente de la República, tres provendrán de industrias presentes en la Macrozona Norte, una de las universidades de la zona y que representará a todas las casas de estudio que participen de la iniciativa, y una en nombre de AUI.

Una vez que hayamos cumplido con todas estas definiciones, iremos a buscar las mejores propuestas para responder a los objetivos bajo un modelo de plataforma abierta en la que todos los actores del ecosistema están invitados a participar.

– ¿El representante de AUI podría ser usted?

– Hay que definirlo, aún estamos en una etapa de transición. Esperamos estar operativos con la fundación y el directorio durante el primer semestre.

– ¿Cuál será el presupuesto del ITL para este año y las prioridades de inversión?

– El presupuesto para el primer año ronda los US$ 10 millones, y estará destinado principalmente a inversión en infraestructura de investigación (dos primeros laboratorios), recursos humanos, desarrollo de capital humano avanzado y la operación general del Instituto.

Una vez operativo, haremos convocatorias abiertas para recibir proyectos de investigación que aborden los temas que se definan como prioritarios. El objetivo es maximizar el uso de la infraestructura a partir de los proyectos que mejor aporten a los objetivos del ITL.

– El gobierno presentó una hoja de ruta para el hidrógeno verde. ¿Cuál será el aporte del ITL en este tema?

– Chile ha sido líder en empujar una transformación energética, y tendrá una atención prioritaria dentro de los objetivos de desarrollo del ITL. Tenemos planificado desarrollar un proyecto piloto para avanzar en tecnologías para el hidrógeno verde. Entre nuestros asociados hay empresas líderes a nivel internacional en la fabricación de tecnologías para producir hidrógeno verde, como electrolizadores; así como empresas líderes en tecnologías que funcionan en base a este combustible, y que se aplican en buses, camiones, naves marinas, etc.



Fuente de la Noticia

Síguenos

Para que no te pierdas nada de nada.

%d bloggers like this: