Conecte con nosotros

Tecnología

¿Salió el COVID-19 de un laboratorio en Wuhan? Estados Unidos difunde nuevas pruebas

Publicado

en

COVID-19 en Wuhan

Tres investigadores del Instituto Wuhan de Virología se enfermaron en noviembre de 2019: posiblemente era el virus COVID-19. Esto constituye, en palabras del Departamento de Estado norteamericano, una nueva prueba de que la enfermedad sí salió de un laboratorio chino.

El Wall Street Journal difundió la investigación de las autoridades norteamericanas. Según esta, “varios investigadores del laboratorio de Wuhan, un centro para el estudio del coronavirus y otros patógenos, se enfermaron en otoño de 2019 con síntomas consistentes tanto con COVID-19 como con enfermedades estacionales comunes”.

La primera confirmación del coronavirus en China surgió en enero de 2020 -la primera persona cayó enferma el 8 de diciembre de 2019-, luego de varios casos emanados de Wuhan. Para el 11 de enero de ese año se anunció la primera muerte por la enfermedad.

Hasta este lunes han fallecido 3.46 millones de personas por el COVID-19, de un total de 167 millones de casos. Estados Unidos es el país con mayor cantidad de decesos, 590 mil, de 33.1 millones de casos totales.

Click here to preview your posts with PRO themes ››

Brasil es la nación latinoamericana que más ha sufrido, con 449 mil muertes de un total de 16.1 millones de casos.

China alcanzó las 4.636 muertes de un total de 90.991 casos, según las cifras proporcionadas por las autoridades locales.

Las dudas de Estados Unidos sobre los orígenes del COVID-19 en Wuhan

Según la inteligencia norteamericana, las pruebas sobre los casos iniciales fueron entregados “por un socio internacional”, y que todavía necesitan de mayor investigación y corroboración adicional.

Otra persona citada por el WSJ señala: “La información que teníamos procedente de las distintas fuentes era de exquisita calidad. Fue muy preciso. Lo que no dijo exactamente era la causa de la enfermedad”.

Este año, la Organización Mundial de la Salud visitó al Instituto Wuhan de Virología, ratificando que el virus había surgido de un murciélago. No obstante, biólogos estadounidenses pidieron este mes una nueva investigación, a lo que se niegan las autoridades chinas.

COVID-19 en Wuhan

Los biólogos emitieron un comunicado en la revista Science exigiendo un nuevo estudio de todos los orígenes posibles del virus. “No se ha encontrado ningún rastro de cómo el virus saltó por primera vez a los seres humanos”, critican los científicos. Mientras, “el accidente de laboratorio’ recibió solo una mirada superficial”.

Click here to preview your posts with PRO themes ››

“Se estaban llevando a cabo experimentos para diseñar patógenos en el Instituto Wuhan de Virología, el principal centro de China para el estudio de murciélagos similares al SARS-CoV-2”, insisten.

De acuerdo con los biólogos, “una investigación adecuada debe ser transparente, objetiva, basada en datos (…) incluida una amplia experiencia, sujeta a una supervisión independiente y gestionada responsablemente para minimizar el impacto de los conflictos de intereses”.

El diario norteamericano recordó a David Asher, un exfuncionario que dirigió un grupo de trabajo del Departamento de Estado sobre el origen del virus. Dijo Asher: “Tengo muchas dudas de que tres personas en circunstancias altamente protegidas en un laboratorio de nivel tres que trabajan en coronavirus se enfermaran con gripe, los pusieran en el hospital en condiciones graves en la misma semana, y no tuviera nada qué ver con el coronavirus”.

Click here to preview your posts with PRO themes ››

“Puede representar el primer grupo conocido de casos de la enfermedad”, agregó.

La respuesta de China

El WSJ pidió reacciones al Ministerio de Relaciones Exteriores de China. “Estados Unidos sigue publicitando la teoría de las filtraciones de laboratorio. ¿Realmente le preocupa rastrear la fuente o tratar de desviar la atención?”, fue la respuesta.

COVID-19 en Wuhan

Mientras, un portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos indicó: “Seguimos teniendo serias preguntas sobre los primeros días de la pandemia COVID-19, incluyendo sus orígenes dentro de la República Popular China”.

“No vamos a hacer pronunciamientos que prejuzguen un estudio en curso de la OMS sobre la fuente del SARS-CoV-2. Como cuestión de política, nunca comentamos sobre temas de inteligencia”.

Fuente de la Noticia

Anuncio

Tendencias