Conecte con nosotros

De Turismo

San Cipriano le apuesta a las oportunidades de la naturaleza

Publicado

en

San Cipriano le apuesta a las oportunidades de la naturaleza

La Reserva Forestal Protectora Nacional de los Ríos Escalerete y San Cipriano, no solamente es uno de los más importantes ecosistemas de Buenaventura y el Valle del Cauca, sino también un referente de Turismo Científico de Naturaleza en Colombia y el mundo, como se confirmó en el Congreso de Turismo Científico de Naturaleza realizado por la Fundación de la Universidad del Valle.

Y lo anterior se confirma con las investigaciones adelantadas por científicos que han catalogado e identificado en dicha reserva 70 especies de orquídeas, 40 especies de bromelias y 136 especies de mariposas diurnas.

Esta diversidad biológica es lo que motivó a fortalecer la conservación de esta reserva y así mismo promover la capacitación de las comunidades que la habitan para que investiguen e implementen un modelo de negocios biosostenible y participen de un desarrollo sostenible.

Esta experiencia, denominada “Desarrollo de una propuesta de Turismo Científico de Naturaleza Reserva Forestal Protectora Nacional de los Ríos Escalerete y San Cipriano Valle del Cauca” fue una de las principales ponencias del congreso en mención que destacó el potencial que tiene este sitio en cuanto a turismo científico, investigación y participación de la comunidad.

En este proceso que fue gestionado por la Gobernación del Valle del Cauca que gestionó recursos de regalías por $1.221 millones para su ejecución han participado otras instituciones como la Universidad del Valle, la Corporación Universitaria Cudes, la CVC y la Fundación Universidad del Valle.

Lea También
Navegantes desaparecidos fueron rescatados sanos y salvos en Buenaventura – Noticias Al Punto Buenaventura

El proyecto

Promover la conservación y protección de la Reserva Forestal Protectora Nacional de los Ríos Escalerete y San Cipriano, ubicada en terrenos del Distrito Especial del Buenaventura, área catalogada como de unas de las mayores despensas de flora y fauna de la costa Pacífica de Suramérica, fue uno de los objetivos del proyecto, “Desarrollo de una Propuesta de Turismo Científico de Naturaleza en el Valle del Cauca”, financiada con recursos del Sistema General de Regalías, que se ejecutó por parte de la Gobernación del Valle, con el apoyo de la Fundación Univalle y la cooperación de la CVC y la Corporación universitaria Cudes.

Así mismo, en el marco de este proyecto se realizó la semana pasada el Congreso de Turismo Científico de Naturaleza del Pacífico Vallecaucano, con la participación de expertos nacionales e internacionales.

Marlon Giovanny Gómez, director de la Fundación de la Universidad del Valle, al referirse al balance de este evento expresó que tuvo como propósito “no solo propiciar un espacio para compartir conocimientos y experiencias sobre este tipo de turismo; sino que además, también busca visibilizar la reserva, un sitio propicio para la práctica del Turismo Científico de Naturaleza a nivel nacional”.

El directivo enfatizó que este sector protegido en el litoral, es el hábitat de numerosas especies de anfibios, reptiles e insectos, entre los cuales destacan numerosas especies de mariposas.

Lea También
Actual concejal del Distrito de Buenaventura estaría vinculado con el traslado de 68 kilos de marihuana al interior de un vehículo

Los pilares

El director ejecutivo de la Fundación Universidad del Valle Marlon Gómez dijo que se trabajó en tres pilares.

El primero permitió aumentar el conocimiento sobre la biodiversidad en la reserva de los ríos Escalerete y San Cipriano, donde se clasificaron las especies de bromelias, orquídeas y mariposas, que conforman el primer catálogo de la zona.

Además indicó, se hizo un mariposario.

El segundo pilar se relaciona con el fortalecimiento comunitario y a través de la Fundación San Cipriano se capacitó a 548 habitantes de la zona.

Al respecto, el presidente de la Fundación San Cipriano José Luis Moreno Sinisterra manifestó que “niños y jóvenes se hicieron participes de este proyecto científico de naturaleza, también se vinculó a los transportadores y en general a los habitantes”.

Moreno afirmó que “articular todo ese conocimiento tradicional a esta nueva experiencia de conocimiento científico, está dando buenos resultados”.

Por su parte, Sandra de las Lajas Torres, subsecretaria de Planeación del Valle, destacó que los jóvenes que se vincularon al proyecto lo hicieron como pares de los investigadores.

Torres indicó que “logramos fortalecerlos y empoderarlos para que se sientan parte del ecosistema de investigación del Valle del Cauca. Vemos los réditos en la comunidad que va a recibir un mayor número de turistas en la reserva natural, para lo cual van a estar mejor organizados y capacitados para atenderlos; eso contribuye a mayores ingresos y mejor calidad de vida”.

Lea También
Investigan desaparición de una lancha que se dirigía hacia Magüipi a dejar unas provisiones

Con respecto al tercer pilar para mejorar las condiciones económicas de la comunidad, el director de la Fundación Univalle Marlon Gómez recordó que “a través de talleres dirigidos, basados en el conocimiento ancestral, se diseñó bajo la modalidad de cocreación el modelo de negocio que va a permitir a la comunidad obtener mayores ingresos y fortalecer su desarrollo económico personal”.

Tradicionalmente, la Reserva Forestal Protectora Nacional de los Ríos Escalerete y San Cipriano ha sido uno de los sitios turísticos más importantes de Buenaventura, donde el visitante no solamente puede ir y disfrutar de las cálidas aguas de los ríos, sus charcos y sus cascadas, sino disfrutar de toda la biodiversidad que ofrece el Chocó Biogeográfico.

Allí el turista se compenetra con la naturaleza, conoce la cultura y las tradiciones de los habitantes de esta zona y hasta puede montar en las llamadas “brujitas” a lo largo de la vieja ruta del ferrocarril del Pacífico.

La reserva tiene 8.534 hectáreas y el turista puede hacer largas caminatas por sus senderos y disfrutar de la selva del Pacífico acompañado de guías, o sumergirse en los charcos de sus ríos y en sus alrededores puede encontrar alojamientos, restaurantes y hasta discotecas.

A este turismo tradicional que ha caracterizado esta zona de Buenaventura ahora se agrega el turismo científico para que los visitantes, además de hacer turismo recreativo, conozcan y disfruten la rica biodiversidad que ofrece la zona.

Anuncio

Tendencias