Conecte con nosotros

Tecnología

Santiago Naranjo: Headless Commerce, tecnología para diseñar y potenciar la experiencia de los usuarios en el ecommerce

Publicado

en

Santiago Naranjo: Headless Commerce, tecnología para diseñar y potenciar la experiencia de los usuarios en el ecommerce

El Headless es una estrategía del comercio electrónico que hace más flexible la operación online de los comercios, al separar las experiencia que se ofrece a los clientes, de la parte operativa, sin sacrificar su servicio. Gracias a esta tecnología, se aísla la interfaz del usuario y la parte administrativa. Su objetivo es darle a las empresas la libertad de personalizar el ecommerce, teniendo como premisa la capacidad de reaccionar oportunamente ante las diferentes necesidades del clientes.

Producto de esta implementación los comercios consiguen ser más competitivos y pueden responder oportunamente a las demandas que tienen los usuarios, ya que facilita el proceso para identificar las diferentes oportunidades de venta que se presentan en cualquier dispositivo o plataformas con los que cuente el comercio y que de manera inmediata, permite publicar contenidos y productos al utilizar una API con capacidad para conectarse a los diferentes canales.

Durante el año pasado, el término Headless Commerce se convirtió en la palabra más popular para el ecommerce, según publicó IDC en su informe NRF 2020. Su disrupción se hace evidente en que además, la gran mayoría de los proveedores de tecnología para los comercios están incorporando diferentes modelos de soluciones con esta funcionalidad; pero ante este auge se hace necesario comprender que no todas las plataformas son creadas de la misma manera y ofrecen igual tipo alcance.

Con su implementación se consigue además, que los comercios no trabajen con sus equipos de marketing y ventas de manera aislada, sino que ahora lo pueden hacer con un enfoque colaborativo. Así estas tareas se hacen más efectivas y cuentan con herramientas suficientes para interpretar las tendencias del mercado y el comportamiento que tienen los compradores, según su perfil, ubicación o si por ejemplo hacen parte de la generación Baby Boomer, Millennial o Z, para quienes la capacidad de respuesta ante cada requerimiento debe ser atendida y comprendida muy bien.

Headless Commerce consigue el desacoplamiento de las experiencias que vive el usuario en una plataforma online como puede ser el carrito de compras, el catálogo de productos, las promociones, la pasarela de compras o el check-out. Su adecuada implementación elimina las limitaciones que tienen las plataformas de comercio todo en uno y que impiden a los comercios ofrecer experiencias basadas en el uso de plantillas.

Realizar una modificación en en la página de un comercio online toma tiempo, incluso las grandes marcas que utilizan una plataforma convencional sólo actualizan la interfaz de usuario semanalmente.

Al separar las diferentes posibilidades de interacción que tienen los consumidores, cada comercio tiene la posibilidad de enfocarse en crear nuevas experiencias, con mejores tiempos de respuesta para los clientes, sin afectar las que ya están al aire. Con este recurso, los desarrolladores de tecnología trabajan en el front-end de un eCommerce, y puedan innovar continuamente y de manera paralela, sin comprometer el funcionamiento de la plataforma.

¿En qué se diferencian las diferentes plataformas?

Las principales diferencias en cuanto al desarrollo del Headless Commerce son que, tradicionalmente heredaron el servicio todo en uno; con el front-end y el back-end acoplados y agregaron APIs a su sistema para ofrecer un ‘modo headless’. Al no haber sido concebidas desde su origen para este tipo de tecnología se genera una sobrecarga en su operación y esto impide que cumplan con el beneficio que produce esta aplicación.

Las versiones que ofrecen plataformas de comercio de un extremo a otro con experiencias de front-end preconstruidas también pueden ofrecer APIs para el uso de ‘headless’. Su tecnología básica y las plantillas son fáciles de configurar y rápidas de implementar, pero como las personalizaciones están limitadas, las empresas encuentran que no cuentan con los servicios suficientes para atender a sus clientes como lo requieren, así como tampoco tienen las APIs necesarias para el funcionamiento adecuado del negocio.

También sucede que ciertos proveedores cuando crearon sus versiones no contemplaron que fueran plataformas de un extremo a otro; sino una colección de servicios que los equipos de desarrollo sofisticados pudieran aprovechar para crear experiencias personalizadas. Este tipo de tecnología es sólo recomendada para ser usada por los comercios que digitalmente están desarrollados.

Cuando un comercio incorpora un enfoque completo de Headless en su operación, donde cada elemento de la experiencia se construye desde cero y en el que las organizaciones deben administrar la infraestructura, trae algunas complejidades en su puesta a punto. La mayoría de las empresas evitan hacer esta implementación y únicamente personalizan algunos elementos específicos de la experiencia que le pueden afectar en mayor medida al cliente.

Sin embargo, ya existe una nueva generación de Headless Commerce que simplifica la tecnología y la acerca a todo tipo de comercios, sin importar el momento de madurez digital en el que se encuentren. Combinar los componentes prediseñados con los elementos personalizados, permite a los comercios enfocar su esfuerzo en las partes más sensibles de la experiencia que tienen con el usuario, actividad que realmente ofrece un valor diferencial a la oferta que cada tipo empresa hace a sus consumidores.

Banner_Sagros-Enero-2020

Fuente de la Noticia

Tendencias