Buenaventura en Linea
Tecnología 2.0 para el cultivo de fresas en vertical

Tecnología 2.0 para el cultivo de fresas en vertical

Telefónica y Vertical Green han desarrollado un proyecto que no solo supone una revolución en cuanto a la gestión de los datos y lo que ello significa de eficiencia en la producción agrícola, sino que abre las puertas a un cambio radical en lo que se refiere al manejo del cultivo.

Onubafruit en Huelva acoge un proyecto piloto con fresas que se cultivan sin sustrato, en paredes verticales y en espacios cerrados, son contenedores, lo que permite un control total de todas las variables que intervienen en el proceso de producción.



La tecnología parte de la obtención de los datos sobre temperatura, humedad o iluminación recogidos a través de unos sensores de Internet de las Cosas (IoT) de alta precisión colocados en los cultivos.

Estos dispositivos están conectados a unos servidores centrales mediante redes de datos que son gestionados desde la plataforma IoT de Telefónica, Kite Platform.

Desde estos servidores centrales se analizan, mediante algoritmos, las mejores medidas de nutrientes, radiación fotosintética, irrigación y valores atmosféricos que son necesarios para cada cultivo en cada una de las fases de crecimiento. Una base de datos que ayudará al productor a mejorar su cosecha y asegurarse los mejores parámetros de cultivo, sin necesidad de utilizar fertilizantes y sin tener que estar pendiente de la meteorología.

Proyecto piloto en Huelva

“En Onubafruit queremos ver las posibilidades de la producción vertical para mejorar el cultivo en cuanto a calidad, suministro, eficacia y sostenibilidad”, explica Marco Vaz, responsable de I+D de la cooperativa de segundo grado. Agrega que “en un mercado globalizado, con una creciente competencia en el plano productivo y la apertura de nuevos países de destino, la diferenciación se hace imprescindible para crecer y asegurar un futuro prometedor para los productores y cooperativistas de Onubafruit.

Para obtener tan buenos resultados es esencial también, mantenerse al día en innovación de técnicas agrícolas y optimización de recursos”. Vaz explica que el proyecto piloto de Onubafruit tiene como objetivo establecer el control del cultivo de fresa y su ejecución será de 8 meses.

En este periodo la cooperativa va a comprobar las capacidades productivas de un “Green Shelter”, y evaluar las capacidades de manejo de las condiciones agroclimáticas para lograr una fresa de alta calidad con el desarrollo de este tipo de contenedores.

Proceso

Agrega que lo primero será la recepción e instalación del contenedor, después la siembra de una planta pequeña de raíz desnuda o sobre taco de sustrato inerte y a eso le siguen las fases vegetativa y reproductiva. “En todo el proceso el productor tendrá el control sobre: temperatura, humedad e iluminación, todo ello recogido a través de los sensores de IoT de alta precisión”, afirma el responsable de I+D de Onubafruit.

Estos datos se analizarán mediante algoritmos las mejores medidas de nutrientes, radiación fotosintética, irrigación y valores atmosféricos que son necesarios para cada cultivo en cada una de las fases de crecimiento y una base de datos ayudará al productor a mejorar la producción y asegurar los mejores parámetros de cultivo, con ahorro de fertilizantes y sin tener que estar pendiente de la meteorología, explica el responsable de I+D de Onubafruit.

“La intención -dice Marco Vaz- es que la planta de producción esté lo más automatizada posible para que el agricultor la pueda controlar de forma remota”.

Mejorar la calidad

La digitalización agrícola puede evitar la pérdida de cosechas por factores externos como la climatología o la aparición de patógenos, así como mejorar la calidad del alimento y reducir el tiempo que transcurre entre la recolección de las frutas y verduras y su posterior consumo, agrega. El proyecto piloto de Onubafruit trata variedades de día neutro, de buen manejo con el control de horas de luz que se aplique a la planta a lo largo del día. “Se plantan en diciembre, vamos a estudiar la viabilidad del cultivo de una fresa de calidad y una vez confirmado ese objetivo se intentarán cubrir otros como ciclos de producción más interesantes para la venta”, apostilla.

Por su lado, la gerente de soluciones IoT y Vídeo de Telefónica, María Eugenia Bórbore, explica que este proyecto surge de aplicar la tecnología, como el “machine learning”, a un sector tan tradicional como es el agrícola. “Junto con Vertical Green -dice- hemos desarrollado una solución integral que nos permite conectar los objetos gracias a la red Narrow Band IoT de Telefónica. Lo que intentamos es que la planta de producción esté lo más automatizada posible para que el agricultor la pueda controlar de forma remota”.

Sandra Fernández Curias, head of New Business Acceleration en IoT & Big Data de Telefónica indica que “la agricultura industrial es una de las apuestas de Telefónica para la generación de nuevos negocios en 2021. La incorporación de tecnologías IoT, Blockchain e IA al mundo agro para cultivos en interiores abre un nuevo universo de posibilidades entre productores de la cadena agroalimentaria, muchos de ellos actuales clientes de Telefónica para procesos de transformación digital”.

Deslocalizar el producto

“El productor tiene ahora una herramienta que le va a permitir deslocalizar su producción, y desestacionalizarla, compitiendo en mercados donde antes era inimaginable estar. Se trata de cultivar en espacios controlados, lo que reduce el impacto medioambiental y el consumo de agua, logrando una producción sostenible de alta densidad en pequeñas zonas”, comenta Hugo Scagnetti, CEO de Vertical Green, quién pone un ejemplo de lo que se podría conseguir con este proyecto Agro 2.0: “Estamos hablando de que en un espacio de 90 m2 (equivalente a tres contenedores) podemos producir la misma cantidad de vegetales que en 10.000 m2 o en una hectárea de tierra”.

Riego

Además, en este nuevo sistema de cultivo se ha incluido y patentado un innovador y único sistema RHPA (Rotating High Pressure Aeroponic Irrigation), que permite cultivar a través de un sistema rotativo de tubos aéreos, que gracias al movimiento periódico de los cultivos riega de forma uniforme todas las plantas evitando tener que dejar espacio a un mayor número de dispositivos de riego, lo que favorece el aprovechamiento del espacio, incrementa la producción en un 40% y reduce el consumo de agua en un 95%. Las boquillas del sistema de riego también incorporan una novedosa función que facilita la atomización del agua y el aire.

En cuanto a Onubafruit éste no es el único proyecto de innovación en el que se han implicado y también utilizan energías renovables por ejemplo en el Almacén de Cobella y de la Cooperativa Costa de Huelva; tienen en marcha el Proyecto Resi You de Bayer, una herramienta que permite al agricultor planificar su régimen de protección de cultivos y pronosticar los niveles de residuos fitosanitarios de la cosecha y ajustar toda la temporada y la cooperativa forma parte del Proyecto Medioambiental Live UE.

Fuente de la Noticia

Síguenos

Para que no te pierdas nada de nada.

Lo más leído

%d bloggers like this: