Buenaventura en Linea

Tecnología, el activo más eficaz contra el crimen

Por Eduardo Carrillo

Colaborador EL NUEVO SIGLO

El detallado seguimiento que se puede hacer a través de las cámaras de seguridad que pululan en las calles de las ciudades, en los comercios y hasta las de control de velocidad, se han convertido en las grandes aliadas de los investigadores de la Policía y otros organismos, para descubrir a los delincuentes.

 Los seguimientos, que antes se hacían con personal encubierto, ahora se realizan cámara a cámara, labor a la que se adiciona la tecnología que punta de que disponen organismos como la Dijin o Interpol.

Son muchos los delincuentes que han sido capturados gracias a este tipo de seguimientos, pero tal vez uno de los casos de mayor impacto fue el del atentado a la Escuela de Cadetes.

A través de las cámaras se pudo establecer el paso a paso del recorrido de vehículo utilizado para el ataque que dejó 22 cadetes muertos.

El recorrido del automotor se estableció, incluido su paso por el barrio Venecia, quedó registrado, como también su desplazamiento desde Arauca hasta Bogotá, gracias a las cámaras de los peajes.

Pero este es solo un ejemplo. Los casos en los que los investigadores se han apoyado en esta ayuda y en otras para dar con el paradero de malandros, se multiplican cada día.

Es por ello que, según dijo a EL NUEVO SIGLO el director de Investigación Criminal e Interpol, Dijin,  general Fernando Murillo Orrego, cada integrante de la institución y de los servicios de inteligencia, a su amplia experiencia en todos los sistemas de investigación, han sumado  preparación para recorrer la ruta vertiginosa que va de un simple dato a la información para poder llegar a la inteligencia analítica.

“Con estos procesos  y con la tecnología de punta se fortalecen las investigaciones que permiten  avanzar en muchas oportunidades para prevenir las amenazas de los grupos armados al margen de la ley y de la misma delincuencia común que todos los días son más complejas “, explicó el general Murillo Orrego.



Aseguró que “todos los hombres de la Dijin, además de los servicios de inteligencia fortalecen sus conocimientos para desarrollar las habilidades digitales, mientras que los fiscales y jueces de la República, también aprovechan las oportunidades que brinda la tecnología que todos los días registra nuevos avances.

“No solo se requiere la sagacidad y la experiencia  de los agentes, sino el fortalecimiento en la transparencia para que la revolución tecnológica despliegue todo su potencial  para enfrentar los grandes desafíos  en materia de seguridad”, expresó.

Señaló en que se enfrenta al homicidio, el hurto con violencia, el microtráfico, el hurto de dinero digital, el cibercrimen  y otras modalidades criminales con amplio éxito, al tiempo que se persigue a los delincuentes considerados como -objetivos de alto valor para el Gobierno nacional- con la tecnología de punta.

Expertos explican que las dinámicas sociales, la humanidad, los policías, los servicios de inteligencia,  la Fiscalía y los jueces se encuentran en constante evolución, al tiempo que los investigadores acuden a la revolución digital para enfrentar al crimen.

Añaden que los desafíos con la revolución de la tecnología  biométrica también implican la protección a la intimidad y la seguridad.

Murillo afirmó que “el Centro Cibernético de la Dirección de Investigación Criminal e Interpol, es una unidad especializada con 20 años de experiencia en la investigación de todas aquellas conductas tipificadas en la Ley 1273 de 2009; sin duda la mutación del crimen ha generado necesidades tecnológicas, enfocadas al análisis y correlación de la información o BIG DATA (grandes volúmenes de datos), que permiten orientar los procesos investigativos direccionados por la Fiscalía General”.

Explicó que “este tipo de herramientas son basadas en inteligencia artificial, las cuales trabajan sobre datos públicos compartidos en plataformas de interacción social, permitiendo la identificación de conductas que buscan afectar la seguridad y convivencia ciudadana, los bienes y el patrimonio de la nación”.

El director de la Dijin de la Policía acotó que “la tecnología se ha convertido en la principal aliada de las autoridades colombianas y del mundo, ya que esta permite mayor efectividad en materia investigativa, coadyuvando con el análisis de datos para encontrar patrones o vínculos que permiten conocer el modus operandi, de diferentes organizaciones criminales que operan a nivel nacional e internacional”.

“Existen diferentes actividades delictivas que han migrado a los entornos digitales de manera sofisticada, delitos como el secuestro de datos, la comercialización de sustancia alucinógenas, estafas por compra y venta de productos, entre otros, los cuales han generado nuevos retos que encaminan a las autoridades en la articulación estratégica con entidades público privadas en el ámbito nacional e internacional, que permiten la efectividad en las investigaciones, la coordinación con estos sectores permite la referenciación investigativa, académica y procedimental, que a su vez es aplicada por nuestros investigadores en Colombia”, dijo.



Reiteró que las  nuevas herramientas digitales han sofisticado los delitos tradicionales, entre ellos el robo de dinero,  “pero la  Policía  ha realizado diferentes análisis prospectivos, referente a la mutación de los fenómenos criminales que utilizan las tecnologías de la información y las comunicaciones como principal aliada, lo que le permite tener una visión más amplia en materia de capacidades en talento humano y tecnologías de punta para enfrentar estos flagelos”.

Actualmente el Centro Cibernético Policial, cuenta con capacidades en materia de investigación de cibercrimen, análisis de dispositivos electrónicos, la disección y análisis de sepas de código malicioso (Malware) y atención de incidentes informáticos a través del servicio CAI Virtual.

Crímenes resueltos

Además de la utilización de la tecnología para avanzar en la investigación del ataque a la Escuela General Santander, los funcionarios de la Dijin y la Interpol de la Policía han adelantado numerosas las investigaciones para allegar el acervo probatorio para fortalecer el papel de los fiscales acudieron a la tecnología de punta, entre ellos el asesinato del agente de la DEA, James Watson.

El crimen del agente que participó en complejas operaciones en Afganistán ocurrió durante el llamado “paseo millonario” en una exclusiva zona del norte de Bogotá y en cuestión de horas miembros de la Dijín, Sijín, Sipol, Dipol y agentes de la embajada comenzaron la investigación para dar con los responsables, gracias a los registros de las cámaras de vigilancia, que permitieron hacer el recorrido de que emplearon los criminales para escapar.

“Fue tan certera la investigación que en escasas 24 horas, los agentes habían encontrado los vehículos utilizados para ejecutar el mal llamado ‘paseo millonario’ y la identificación y captura de los sospechosos que fueron extraditados a los Estados Unidos donde fueron procesados por el crimen”, indicó uno de los oficiales que habló con EL NUEVO SIGLO.

Y, recientemente el pasado 4 de febrero concluyo una investigación entre las policías de Colombia e Italia y la Interpol que permitió la captura de 404, sindicados de integrar una de las más sofisticadas y temerarias redes de corrupción de menores y de pornografía infantil en el mundo.

El director de la Dijin e Interpol en Colombia, coronel Iban Mauricio Parra, dijo que gracias a las investigaciones en la red profunda y de mensajes de texto que parecían inocentes, se logró desarticular la red criminal en más de 48 países de los cinco continentes, entre ellos Colombia con aprehensión de cuatro cibercriminales.

Otras investigaciones por triangulación de la red telefónica como en el caso del otrora cabecilla de las Farc, Alfonso Cano y de otros procesos de la revolución digital se llegó a  Raúl Reyes y al Mono Jojoy, entre otros.

También por mensajes de WhatsApp,  por memorias USB, por ADN y otras tecnologías, decenas criminales están tras las rejas.

Fuente de la Noticia

Síguenos

Para que no te pierdas nada de nada.

%d bloggers like this: