Buenaventura en Linea
Tecnología para acercar los alimentos al consumidor

Tecnología para acercar los alimentos al consumidor

Zaragoza

El proyecto INNOVALIMEN utiliza la tecnología para obtener información que sea de utilidad para las empresas alimentarias con el fin de poder detectar tendencias en el sector, gustos y opiniones de los consumidores o tomar decisiones para una mejor comunicación o la realización de campañas de Marketing, entre otros datos clave para el sector alimentario.

La alimentación es un tema que preocupa a muchas personas como consumidores porque es salud, siendo importante disponer de información correcta y que no genere confusión y que, por supuesto, no sea un bulo. Y, precisamente, toda la información que se difunde a través de canales como las redes sociales también preocupa a las empresas alimentarias con el fin de velar por que el consumidor disponga de los datos correctos en torno a los productos.

Este es uno de los objetivos en los que está trabajando dentro del proyecto INNOVALIMEN, que está liderado por Aragon Food Cluster (Cluster de Alimentación de Aragón)y la Asociación de Industrias Alimentarias de Aragón y que cuenta con la colaboración de ITAINNOVA, CITA, Cooperativas Agroalimentarias y la Fundación Parque Científico Aula Dei.

Este proyecto, que se pone en marcha en el marco del grupo operativo sobre Agroalimentación 4.0 y que cuenta con subvención del Gobierno de Aragón, se basa en implementar una plataforma para las empresas alimentarias para que “puedan escuchar lo que se dice en las redes sociales en temas de interés sobre seguridad alimentaria, alimentos más saludables o crisis de reputación”, entre otros aspectos, según ha explicado María Eugenia Hernánez, de Aragon Food Cluster a elEconomista

Pero esta plataforma permite obtener mucha más información y datos. “La idea nació porque me preocupa mucho la confusión sobre cualquier tema en redes sociales y también en alimentación porque no siempre se recibe bien la información. La alimentación es un tema que está en boca de todos junto con la salud”, ha añadido María Eugenia Hernández, quien ha incidido que se pretende contribuir a desterrar bulos siguiendo evidencias científicas. “Es tener una voz autorizada para decir lo que es o no verdad”.

A esta aplicación, se suman otras también para que las empresas puedan saber lo que piensa el consumidor sobre alimentación, productos o marcas, incluyendo situaciones de crisis reputacionales, aparte de poder disponer igualmente de información sobre noticias del sector en las redes sociales o sobre las tendencias en alimentos. Son informaciones que pueden ayudar a las empresas alimentarias a tomar decisiones, comunicar o implementar estrategias o campañas de marketing, pudiendo comprobar si se han conseguido o no los resultados, o conocer cómo responde el consumidor ante un nuevo producto, entre otras opciones.

Una escucha en las redes sociales que no siempre es fácil y para lo que se ha tenido que recurrir a la tecnología para dar respuesta. La actividad se ha centrado en monitorizar Twitter. Una red social en la que cada día se publican alrededor de 500 millones de tweets y que es utilizada por el 65% de las empresas para acciones de marketing. Además, el 40% de los usuarios reconoce que utiliza la información de Twitter en sus decisiones de compra.

Esta monitorización ha supuesto un importante reto porque no solo se utilizan palabras para expresar también las opiniones, sino también emoticonos. Desde el punto de vista tecnológico, destaca la utilización de Big Data y de Moriarty, herramienta esta última desarrollada por ITAINNOVA y que es la base de esta plataforma, según ha explicado Francisco José Lacueva, que trabaja en el Grupo de Big Data y Sistemas Cognitivos del Instituto Tecnológico de Aragón, a elEconomista

El uso del conjunto de tecnologías ha permitido analizar la información de los tweets, medir el impacto y el sentimiento o la opinión del mensaje, clasificar esos mensajes según los contenidos, detectar nuevas tendencias y fuentes de información o detectar posibles problemas, entres otros.

El proyecto, en el que se comenzó a trabajar hace aproximadamente dos años, pretende así “mostrar a las empresas, asociaciones y al cluster que, escuchando las redes sociales, se pueden tomar decisiones con cierto criterio en comunicación y hacer seguimiento de las campañas”, ha añadido Francisco José Lacueva, entre otros posibles usos.

De momento, la plataforma desarrollada está siendo utilizada por varias empresas en fase de pruebas a las que se les ha realizado un seguimiento específico, teniendo que hacer ahora la validación de los resultados obtenidos que, previsiblemente, estarán disponibles para el mes de septiembre.

comentariosforum0WhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin



Fuente de la Noticia

Comentar

Síguenos

Para que no te pierdas nada de nada.