in

«Tenemos que unir a la ciudad»

"Tenemos que unir a la ciudad"

El representante a la Cámara por el Centro Democrático Christian Garcés fue uno de los políticos más críticos de la forma como se desarrolló el Paro Nacional en Cali y de la manera en la que lo enfrentó el Gobierno Municipal.

Un año después, insiste en que la Estatua de Sebastián de Belalcázar, que fue derribada en el marco de las protestas, debe ser reinstalada de inmediato, puesto que desde diciembre pasado se encuentra restaurada.

“Contrario a lo que estaba haciendo el alcalde Jorge Iván Ospina, tenemos que unir a la ciudad y la estatua es un punto de encuentro que puede ser complementado con monumentos y espacios de reconocimiento para etnias, comunidades o subculturas que no se sientan reconocidas en la capital del Valle”, dice quien acaba de ser reelegido con la votación más alta para la Cámara en el departamento.

«La operación en Putumayo fue una operación militar legítima, conforme al Derecho Internacional Humanitario, las convenciones de Ginebra y sus protocolos adicionales”.

Al cumplirse un año del inicio del estallido social en Cali, ¿cómo analiza las consecuencias de lo que sucedió en la ciudad?

Quienes se aprovecharon de la pobreza, el hambre y la incertidumbre que nos dejó la crisis económica generada por el Covid-19 lograron su objetivo de incendiar la ciudad y llenar de odio a muchos caleños para ganar votos reflejados en las elecciones del Congreso. Necesitamos ponernos de acuerdo en cómo luchar contra la pobreza en la región, mejorar la seguridad y retomar una senda positiva de desarrollo, independiente de las posiciones ideológicas y de lo que haya pasado.

A propósito del aniversario del Paro Nacional, usted ha insistido en que la Estatua de Sebastián de Belalcázar debe ser reinstalada en su tradicional pedestal ubicado en el oeste caleño…

Debemos recuperar los empleos, el espacio público, todo lo que perdimos con la violencia, el vandalismo y los bloqueos que padeció Cali el año pasado. Contrario a lo que estaba haciendo el alcalde Jorge Iván Ospina, tenemos que unir a la ciudad, y la estatua es un punto de encuentro que puede ser complementado con monumentos y espacios de reconocimiento para etnias, comunidades o subculturas que no se sientan reconocidas en la capital del Valle.

¿Cómo analiza la actual campaña presidencial de cara a Cali y el Valle?

Ojalá el pueblo y la región pacífico comprendan que no es con el discurso del odio, la división y la lucha de clases como podremos aprovechar lo poco o mucho que tenemos para ponerlo en función de generar mayores oportunidades para todos.

¿Por qué se decidió a apoyar a Federico Gutiérrez?

Yo estoy muy entusiasmado por el compromiso de ‘Fico’ Gutiérrez y su candidato a vicepresidente, Rodrigo Lara, de crear una alta consejería presidencial para Cali y una gerencia regional para el Pacífico, que permitirá una mirada regional en la articulación de las inversiones y las decisiones públicas que esperamos en el suroccidente.

Considero que él es el candidato de la gente y con el que nos podemos unir todos para trabajar por el suroccidente. Es conocedor de las dinámicas locales, porque fue un alcalde exitoso. Eso facilitará la comprensión de nuestros serios problemas en los barrios y en la vida diaria de los ciudadanos del Pacífico.

“La guerra jurídica y política contra las Fuerzas Militares de Colombia y la Policía Nacional no puede continuar”.

¿Y por qué cree que los colombianos no deberían elegir a Gustavo Petro como presidente?

Su discurso, hay que reconocerle que tienen grandes habilidades de comunicación y que genera expectativas en la población, tiene muy poco de realizable, cuando nos vamos a las realidades y al terreno. Pero sus mensajes contra el derecho a la propiedad privada, su tolerancia a la ilegalidad y la violencia generaría una contracción económica donde automáticamente más vallecaucanos se quedarán sin trabajo, porque solamente con confianza inversionista y estabilidad social y económica podremos generar mayor empleo, que es lo que necesita nuestro suroccidente. Más de la mitad de las personas residentes en el Cauca son pobres, el 58 % en Nariño. Debemos llevar el emprendimiento y la inversión privada a estos departamentos, no ahuyentarlos.

¿A qué atribuye la buena votación que alcanzó en las legislativas?

Fueron 39.064 votos en Cali, casi nueve mil más con respecto a las votaciones del 2018 (30.384), y en el Valle obtuvimos 51.522 votos, es decir, diez mil más que en el 2018.

¿Y cuáles serán sus prioridades en este segundo periodo como congresista?

Como la mayor votación del Congreso en la capital del Valle, continuaré comprometido con el orden y la seguridad, y enfocado en cómo aumentar los ingresos y los empleos en toda la región que, entiendo, es, en parte, por lo cual he recibido gran respaldo popular, que me llena de confianza y agradecimiento para estar comprometido con los principales temas que le preocupan a los ciudadanos. Lideraré la asignación de recursos que se merece la región y temas prioritarios como sacar a miles de vallecaucanos y colombianos del ‘gota a gota’, que es la nueva esclavitud del pueblo colombiano.

Fuente de la Noticia

Redacción
Author: Redacción

Written by Redacción

Estados Unidos reporta su primer caso humano de gripe aviar H5 | Noticias de Buenaventura, Colombia y el Mundo

Estados Unidos reporta su primer caso humano de gripe aviar H5

Retorno a escuelas llevó al 16% la pobreza multidimensional | Economía

Retorno a escuelas llevó al 16% la pobreza multidimensional | Economía