Connect with us

Economía

Transmilenio recibió $733 mil millones de paquete de alivios | Economía

Published

on

Transmilenio recibió $733 mil millones de paquete de alivios | Economía

Una de las consecuencias más importantes de la pandemia y la estricta cuarentena que vivió el país se vio reflejada en las cuentas contables de los sistemas de transporte de las ciudades. Sin embargo, los que vieron aún más perjudicada su situación fueron aquellos sistemas masivos de las principales capitales del país, los cuales ya venían arrastrando una complicada situación financiera.

(¿Qué se sabe sobre las tarifas del SITP y TransMilenio para 2022?). 

De hecho, de acuerdo con la Asociación Latinoamericana de Sistemas Integrados para la Movilidad Urbana Sustentable (Simus), que recoge datos de los ocho sistemas en el país, el déficit operacional por la pandemia se estima en $3,6 billones.

En respuesta a ello, el Gobierno nacional abrió en su momento líneas de crédito con Findeter para garantizarle recursos a los sistemas de transporte masivo y permitir su continuidad. Sin embargo, la poca confianza de la población por temor a un posible contagio del virus amenazaba con incrementar las pérdidas y concretar la paralización total de la flota.

DÉFICIT OPERACIONAL 

De acuerdo con las cifras de Simus, el déficit operacional en el sistema de transporte masivo de Bogotá asciende actualmente a $2,3 billones, mientras que en el sistema MIO, de Cali, el déficit por la pandemia estaría rondando los $272.000 millones; Transcaribe, en Cartagena, tiene un desbalance de cerca de $102.000 millones por la pandemia, Transmetro en Barranquilla $98.000 millones, mientras que por el lado deel Megabús de Pereira el déficit está en $81.000 millones y Metrolínea en Bucaramanga $72.000 millones.

NUEVOS RECURSOS 

Como una nueva respuesta ante esta crisis estructural, el Gobierno nacional, por medio de la reforma tributaria de este año, acordó un apartado en donde destinarán $1 billón para subsanar las cuentas contables de estos sistemas de transporte masivo debido a “su importancia como valor estratégico” de la movilidad en las ciudades.

(Los detalles del plan con el que quieren rescatar a TransMilenio). 

Estos recursos ya fueron asignados, toda vez que se firmó el pasado 12 de noviembre los acuerdos con los entes gestores luego de que fueron aprobados los estudios metodológicos que calcularon el 50% del déficit operacional entre los años 2020 y 2021 como lo dicta el artículo dentro de la ley de Inversión Social, como se conoce a la reforma tributaria.

Así, se destinaron un total de $976.517 millones entre siete sistemas de transporte masivo del país. La inmensa mayoría, unos $733.977 millones, fueron destinados a Transmilenio. Otros sistemas, como Megabús (Pereira), recibieron apenas $476 millones, siendo el de menor aporte.

Entre ambos polos se encuentran los sistemas de Medellín ($153.908 millones entre Metroplús y Metro); Metro Cali ($49.447 millones); Transcaribe ($17.178 millones); Transmetro ($14.032 millones) y Metrolínea ($7 mil millones).

COFINANCIAMIENTO 

Para elaborar la solicitud de cofinanciamiento al Ministerio de Transporte los sistemas tenían que, en primer lugar, determinar los costos operacionales cubiertos con recursos de ventas de pasajes de 2019 y, una vez definido ese valor, contrastarlo contra los ingresos operacionales definidos entre el 1 de marzo de 2020 al 31 de diciembre del mismo año y entre el 1 de enero de 2021 hasta el último día de vigencia fiscal de 2021.

Ahora bien, vale la pena señalar que los montos asignados están relacionados en función de cada déficit operacional, de acuerdo con Transmilenio.

“Siendo Bogotá, el sistema de transporte más grande, que más personas moviliza, del billón de pesos nos tocó 733 mil millones, porque de ese déficit total que se generó en todos los sistemas, nuestra participación era del 73.3%”, señaló la empresa.

“Desde hace varias semanas veníamos trabajando con el Ministerio de Transporte y el Ministerio de Hacienda, junto a los demás sistemas de transporte masivos del país y Asocapitales, para la certificación de este déficit, de acuerdo con la metodología que estableció Mintransporte. Estos recursos que ingresarán al FET por parte de la Nación”, dijo la gerente general de Transcaribe, María Claudia Peñas Arana.

Por otra parte, Tomás Elejalde, gerente del Metro de Medellín, explicó que estos recursos apenas representan 30% del total del déficit operacional de los sistemas de transporte massivos. “La otra tercera parte la deben cofinanciar las regiones con recursos de los FET o, en el caso de Medellín, también con la sobretasa a la gasolina y el otro tercio del déficit tendrá, muy seguramente, que ser un tratamiento interno de las empresas a través de austeridad y optimización de procesos”, dijo Elejalde.

(Concejo de Bogotá aprobó rescate de TransMilenio). 

“Es bien compleja la situación. Hay que acoplar una serie de estrategias, no es una sola solución, sino que es un paquete de rescate muy complejo (…) Como los que ha habido en el mundo. Es la única manera que se puede garantizar que los sistemas de transporte tengan sosteniblidad”, agregó el gerente del metro de Medellín, cuyo déficit es de $540 mil millones.

DÉFICIT ELEVA RIESGO DE BOGOTÁ Y MEDELLÍN: MOODY’S

Si bien gracias a la reactivación económica del país los sistemas de transporte masivos de todas las ciudades están experimentando ligeras alzas en el número de usuarios, esta recuperación “es muy lenta” y los niveles prepandemia no se recuperarán antes de 2024. Este panorama, dice la calificadora de riesgo Moody’s, va a presionar al alza las finanzas de las dos ciudades principales de Colombia, Bogotá y Medellín, ya que podría resultar en un “incremento de las transferencias” a ambas ciudades.

En la actualidad, según la calificadora de riesgo, Medellín posee una nota crediticia Baa2 negativa mientras que Bogotá posee una Baa2 estable.

Roberto Casas Lugo

Fuente de la Noticia

Advertisement

Tendencias