in

Ucrania: el jefe de la ONU condena el ataque a la escuela; da la bienvenida a los nuevos evacuados de Mariupol

Bilohorivka está cerca de la ciudad de Severodonetsk, controlada por el gobierno, donde el sábado se informó de intensos combates en los suburbios.

“Este ataque es un recordatorio más de que en esta guerra, como en tantos otros conflictos, son los civiles los que pagan el precio más alto”, dijo el portavoz Stéphane Dujarric en una oracion en nombre del jefe de la ONU.

Según fuentes de noticias, el presidente Volodymyr Zelensky dijo que alrededor de 60 personas murieron después de que una bomba estallara en la escuela.

Apoyando a los ‘destrozados por la guerra’

Un periódico ucraniano dijo que Bilohorivka se había convertido en un punto caliente durante los combates de la semana pasada.

Después del ataque del sábado, el jefe de la ONU volvió a reiterar que los civiles y la infraestructura civil “siempre” deben ser respetados en tiempos de guerra.

“Esta guerra debe terminar y la paz debe establecerse de acuerdo con la Carta de las Naciones Unidas y el derecho internacional”, continuó el comunicado, asegurando que la ONU y sus socios humanitarios en Ucrania “continuarán apoyando a aquellos cuyas vidas han sido destrozadas por guerra».


Otra escuela destruida tras intensos bombardeos.  Este en Kharkiv, al noreste de Ucrania.

© UNICEF/Kristina Pashkina

Otra escuela destruida tras intensos bombardeos. Este en Kharkiv, al noreste de Ucrania.

‘Desprecio flagrante por la vida’

Al mismo tiempo, el director del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), Catherine Russell tuiteó su fuerte condena.

“Todavía no sabemos cuántos niños podrían haber resultado muertos o heridos en el bombardeo denunciado, pero tememos que este ataque se acaba de sumar a los cientos de niños que ya han perdido la vida en esta guerra,» ella dijo.

Se hizo eco de otros al subrayar que las escuelas nunca deben ser atacadas o utilizadas con fines militares.

“Tener como objetivo a civiles y bienes civiles… es una violación del derecho internacional humanitario”, dijo, y describió este último ataque como “flagrante desprecio por la vida de los civiles”.

Evacuados de Mariupol

Sr. Guterres emitió un segundo comunicado acogedor la llegada el domingo de un nuevo grupo de más de 170 civiles a Zaporizhzhia desde la acería de Azovstal y otras áreas de Mariupol.

La exitosa operación de evacuación fue coordinada por la ONU y el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

“Mis pensamientos están con ellos y con todas las personas en Ucrania que están sufriendo en esta guerra”, dijo el jefe de la ONU.

Determinación aplaudida

Continuó agradeciendo a todos los involucrados en la “operación compleja”, incluidos los líderes en Kiev y Moscú que aseguraron las pausas humanitarias necesarias.

“Aplaudo la determinación y el coraje de los equipos de la ONU y el CICR sobre el terreno”, dijo.

Esta última operación de paso seguro eleva a más de 600 el número de civiles que han sido evacuados de forma segura de la acería de Azovstal y otras áreas de Mariupol..

“Insto a las partes en conflicto a que no escatimen esfuerzos para asegurar un paso seguro para todos aquellos que deseen partir, en cualquier dirección que elijan, y para que la ayuda llegue a las personas necesitadas”, concluyó el Secretario General.

Testimonio de espíritu

Mientras tanto, el jefe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, dijo a los periodistas en una conferencia de prensa en Kiev ayer que durante los últimos dos días ha estado «profundamente conmovido» por lo que ha visto y oído dentro del país.

“Mi tiempo aquí me ha afectado muy personalmente. Como alguien… que creció en una zona de guerra, Entiendo muy bien cómo se siente la gente de Ucrania: la preocupación por la familia y los amigos, el miedo, la sensación de pérdida. y así sucesivamente”, dijo.

No ajeno a la devastación de la guerra, elogió la “extraordinaria resiliencia” de los ucranianos.

“No se han rendido [but] siguió adelante, reparando los servicios esenciales para detener la destrucción [from] haciendo un agujero más profundo en sus vidas”, dijo Tedros.


Una niña herida descansa en una sala médica en Kiev, Ucrania, después de que su automóvil fuera bombardeado.

© OMS/Anastasia Vlasova

Una niña herida descansa en una sala médica en Kiev, Ucrania, después de que su automóvil fuera bombardeado.

Modos creativos de asistencia.

Desde que comenzó la guerra en febrero, la OMS ha verificado 200 ataques contra la atención médica en Ucrania.

El jefe de la OMS explicó que “estos ataques deben parar. La atención médica nunca es un objetivo”.

Habló de la valentía, el humor y la amabilidad que presenció en medio del sufrimiento, junto con historias de las “formas espontáneas, a menudo ingeniosas”, que las personas han encontrado para ayudarse y protegerse mutuamente.

“Algunos de los que estoy hablando son nuestro propio personal de la OMS, quienes, aunque han perdido sus hogares, temen por sus familias, lidian con la incertidumbre diaria y han seguido trabajando para apoyar las necesidades de salud de la gente de Ucrania”, Tedros. dicho.

Medicina más necesaria: Paz

Mientras que el equipo de la OMS en Ucrania continúa trabajando incansablemente para apoyar al país y hará todo lo posible para respaldar al Gobierno en el tratamiento de los heridos, el mantenimiento de los servicios de salud y la reparación del sistema de salud.

Sin embargo, señaló “un medicamento que la OMS no puede entregar, y que Ucrania necesita más que cualquier otro, y ese es la paz”.

«Asi que, Seguimos pidiendo a la Federación de Rusia que detenga esta guerra.”, concluyó el alto funcionario de la ONU.

Fuente de la Noticia

Redacción
Author: Redacción

Written by Redacción

La startup de Chennai, Bala Aatral Solutions, gana subvenciones por valor de Rs 3 crore del Ministerio de Defensa para desarrollar soluciones AR y VR

El administrador del acueducto Emcali, anunció un nuevo proyecto de tratamiento 100% de aguas residuales

El administrador del acueducto Emcali, anunció un nuevo proyecto de tratamiento 100% de aguas residuales