Conecte con nosotros

Mundo

Un equipo secreto de McDonald’s ha estado espiando durante años a los trabajadores que buscan aumentar el salario mínimo a 15 dólares por hora

Publicado

en

Un equipo secreto de McDonald's ha estado espiando durante años a los trabajadores que buscan aumentar el salario mínimo a 15 dólares por hora

Los activistas de la campaña ‘Fight for $15’ son considerados por McDonald’s como una amenaza a la seguridad y están siendo vigilados incluso mediante el uso de herramientas de monitoreo de redes sociales, según informó Vice.

La inteligencia secreta de McDonald’s ha estado espiando durante años a sus trabajadores vinculados al movimiento que busca aumentar el salario mínimo a 15 dólares por hora, informó este miércoles la revista Vice, citando a dos exempleados de la empresa con conocimiento directo de la vigilancia, así como documentos filtrados que explican la estrategia y tácticas de vigilancia de la compañía.

De acuerdo con el medio, un equipo de analistas de inteligencia de las oficinas de McDonald’s en Chicago y Londres se dedica a vigilar las actividades de los organizadores de ‘Fight for $15’ (‘Lucha por 15 dólares por hora’) en todo el mundo, así como a averiguar qué empleados de la empresa participan en ese movimiento y con quién trabajan para organizar huelgas, protestas o intentar formar sindicatos.

Los activistas del movimiento son considerados por McDonald’s como una amenaza a la seguridad y están siendo vigilados incluso mediante el uso de herramientas de monitoreo de redes sociales.

Según los documentos obtenidos por Vice, el gigante de la comida rápida tiene el objetivo de recopilar “inteligencia estratégica” sobre “contrapartes”, así como “inteligencia política sobre escenarios políticos difíciles en mercados complejos que podrían causar una interrupción significativa del negocio e impactar en el retorno de la inversión”.

En particular, los analistas investigan cuestiones como “qué escenarios de riesgo se manifestarán en 2021 y afectarán a McDonald’s” o “cómo y dónde ‘Fight for $15’ atacará a la marca”. Otro informe sobre la “actividad en curso de ‘Fight for $15’ contra McDonald’s durante la crisis del covid-19” contiene una serie de puntos clave en los que un analista de inteligencia resume las actividades de los activistas laborales e incluso especifica cuántas protestas se celebraron presencialmente y cuántas a través de Internet.

De acuerdo con las fuentes de Vice, desde al menos el año pasado McDonald’s ha estado utilizando a sus analistas internos y dos programas de ‘software’ de recolección de datos para espiar a sus empleados. Además, el equipo secreto intentó reconstruir las listas de amigos y las redes de trabajadores involucrados en el movimiento laboral utilizando cuentas falsas de Facebook.

“La idea era descubrir su estrategia, contrarrestarla y averiguar dónde están los jugadores clave y a quién conocen”, explicó un exempleado corporativo de McDonald’s.

Varios integrantes del equipo de inteligencia no creían que monitorear el movimiento sindical fuera ético, y algunos incluso dudaban de que fuera legal, según los extrabajadores.

Respuesta de McDonald’s

El portavoz de McDonald’s, Jesse Lewin, describió la publicación de Vice como una historia “cargada de información falsa” que junta “distintas piezas de información para construir una narrativa sensacionalista que es inexacta y engañosa”. 

“McDonald’s no tolera represalias de ningún tipo. Para ser claros, ninguno de los trabajos de inteligencia empresarial está relacionado con las relaciones laborales. Sugerir lo contrario es completamente falso”, aseguró Lewin, agregando que la compañía “nunca ha utilizado cuentas falsas de redes sociales para recopilar información de forma activa, incluida la actividad laboral”.

Sin embargo, el vocero confirmó que McDonald’s tiene un equipo enfocado en identificar cualquier amenaza potencial a la seguridad que pueda representar un daño para el equipo, los franquiciados y los clientes”. “Por ejemplo, tenemos la responsabilidad de monitorear aquellas actividades de protesta laboral que puedan tener el propósito de interrumpir las operaciones del restaurante que podrían poner en riesgo la seguridad del equipo y del cliente”, dijo Lewin. 

  • La campaña ‘Fight for $15’ nació en 2012, cuando los empleados de McDonald’s en la ciudad de Nueva York abandonaron el trabajo exigiendo un salario de 15 dólares por hora y el derecho a formar un sindicato sin represalias
  • ‘Fight for $15’, que está afiliado al segundo mayor sindicato de EE.UU., Service Employees International Union (SEIU), se extendió rápidamente por todo el país y se convirtió en uno de los movimientos laborales más exitosos, logrando que se aprobara una ley para aumentar el salario mínimo en California, Nueva York, Massachusetts, Illinois, Maryland y Florida
  • Hasta la fecha, McDonald’s se ha negado a negociar con los trabajadores ya que, según la empresa, no son sus empleados porque trabajan para las franquicias

Si te ha parecido interesante, ¡compártelo con tus amigos!

Fuente de la Noticia

Tendencias