Buenaventura en Linea
fusil Buenaventura

“Un fusil vale más que una casa. ¿Quién se los da a los muchachos en Buenaventura?”, alcalde denuncia ‘pico de la violencia’

Por su posición estratégica, “los ilegales quieren controlar a Buenaventura para tener influencia en los negocios, legales e ilegales”, denunció el alcalde.
Noticias Valle.

Autoridades tratan de verificar si de nuevo, hay ‘casas de pique’ en el puerto porque en las comunidades se habla de desaparecidos, pero ante amenazas y temor, pocas familias denuncian.

En Buenaventura desde diciembre del 2020 volvió la violencia a sus calles, homicidios, extorsiones, desplazamientos, jóvenes -varios adolescentes- ‘patrullando’ con fusil en mano y subidos en moto, armas que pueden costar más que una casa en el puerto.

“Están disputándose el control de nuestro territorio”, dijo el alcalde Víctor Vidal.

fusil Buenaventura
A principios del 2021, jóvenes ‘patrullaban’ en motos con fusiles, barrios de la zona costera.

“¿Por qué hay armas en Buenaventura?”, dijo el mandatario, al señalar que “un fusil en el mercado ilegal vale entre 25 y 30 millones, ese valor es superior a lo que cuesta muchas de las casas de esos muchachos”.

La denuncia es parecida a la que hizo Francisco de Roux, presidente de la Comisión de la Verdad el miércoles cuando estuvo recorriendo comunidades como el barrio Juan 23.

El funcionario le dijo también a Caracol Radio, que hay hombres portando fusiles que pueden costar hasta 40 millones de pesos.

“La comunidad reclama verdad sobre los asesinatos, la estigmatización y discriminación de la cual, dijeron, vienen siendo víctimas”, dijo de Roux.

A pesar del temor, el dolor y la zozobra, se ven banderas blancas que dicen paz.

“La violencia es estructural que les impide vivir en paz”, y esa versión coincide con lo dicho por Vidal, al reclamar que la violencia actual tiene que servir para revisar problemas estructural del puerto.

El pico de la violencia actualmente hace  revivir la pesadilla del 2014.

Para ese entonces, el terror de las casas de pique, enfrentamientos entre pandillas, bandas, fuerza pública dejó de luto el puerto, y si bien capturaron a cabecillas, se desmantelaron algunas organizaciones, quedaron armas “y no pistolas, armas de guerra”, dijo el alcalde.

Un joven con un fusil en mano, es la herramienta de las bandas para sembrar pánico

Por su posición estratégica, “los ilegales quieren controlar a Buenaventura para tener influencia en los negocios, legales e ilegales”.

Zozobra y temor por desplazamientos

Si bien los últimos 10 días ha habido un poco más de calma, al interior de la zona costera sigue el temor. Hay habitantes desaparecidos, siguen hombres armados “patrullando” las calles y los tiroteos se siguen registrando.

Ha aumentado el pie de fuerza, y algunas zonas ya están controladas por la Armada y la Policía del Valle, pero otras no.

Esto ha desencadenado una serie de desplazamientos internos que han sido denunciados hace ya varios días desde la Personería Distrital de Buenaventura.

No serían casos aislados, desde la Personería indicaron que han tenido reportes de alrededor de 200 personas que abandonaron sus viviendas por temor a enfrentamientos entre diferentes organizaciones delictivas.

Indican desde el centro del Ministerio Público que estas situaciones se han presentando como consecuencia de la disputa de diferentes delitos y del microtráfico.

La Local

Víctor Vidal, alcalde del Distrito, ratificó que el actual ‘pico de la violencia’ se por la pelea interna de la banda delictiva La Local.

¿Quién sigue manejando una organización criminal que ha sido desarticulada varias veces?, no hay respuestas claras.

A esta banda delictiva, relacionada con microtráfico, narcotráfico, extorsiones, casas de pique, contrabando y otros delitos, le han capturado desde hace años a más de 40 miembros y varios de ellos, sus cabecillas según la Fiscalía.

Ahora, con la nueva ola de violencia: hombres armados hasta con fusiles vigilan que otros hombres armados no pasen de determinada ‘frontera invisible’ en los barrios de la zona costera.

Un fusil para amenazar a un barrio entero, la realidad en el puerto.

Por allí, la pobreza, falta de inversión social, de vigilancia y seguridad, pueden estar parte de los corredores usados por traficantes y contrabandistas para pasar las cargas ilícitas.

Esto ha llevado a un temor generalizado, en algunos barrios la gente está aterrada: “las balaceras pueden durar horas y horas”. 

Según las autoridades distritales y fuerza pública, “estamos controlando”. Y si, los homicidios han sido menos, pero no la presencia de hombres armados.

Lo que dijo Vidal es que debe aprovecharse la actual conyuntura y enfrentar la violencia de manera que, no queden rezagos como los del 2014. Ahora, debe evaluarse en serio, la situación social del puerto y el riesgo en el que están cientos de niños, adolescentes y jóvenes.

La Defensoría del Pueblo también lanzó una alerta temprana y pidió, resguardar la vida de más de 100 personas.

 

Fuente de la Noticia

Síguenos

Para que no te pierdas nada de nada.

Lo más leído

%d bloggers like this: