Buenaventura en Linea
Fotografía: Cortesía/ Leticia Arcos

Un matrimonio “levantado” y encarcelado por tres años: la historia detrás del primer doble beneficiario de la Ley de Amnistía en Edomex

Fotografía: Cortesía/ Leticia Arcos

Leticia seguía durmiendo cuando decidieron detenerla arbitrariamente junto a su esposo Antonio en el Estado de México. En el reloj eran las 3 de la mañana y el matrimonio se encontraba descansando para salir temprano y comenzar con la jornada laboral. Ella se dedicaba a la venta de tamales y él ejercía el oficio de tornero, persona encargada de fabricar piezas mecánicas.

La pareja comenzó a escuchar ruidos extraños a las afueras de su domicilio, así que Antonio decidió salir para percatarse que todo estuviera en orden y no se tratara de algún ladrón que quisiera robarles su patrimonio. Nunca se imaginaron todo lo que estaba por comenzar.

Un grupo de aproximadamente 30 hombres, todos con armas largas y encapuchados, comenzaron a romper los candados del zaguán y saltar las bardas del inmueble familiar. Entre la oscuridad de la madrugada y el sentimiento de pánico de Leticia, se escucharon palabras altisonantes y el retumbar de las botas sobre el pavimento.

Antonio les preguntó el motivo de la detención o que le mostraran alguna orden de cateo. Nada de eso sucedió, todo lo contrario, los encapuchados decidieron intimidar a la pareja y “levantarlos”, como si se tratara de algún grupo del crimen organizado.

“Nuestra detención fue arbitraria y hasta cierto punto agresiva, ya que todo el tiempo nos encañonaron. Tiempo después, nos subieron a un vehículo y ahí comenzaron a decirnos groserías y que nos calláramos, además nos pedían que mantuviéramos la cabeza abajo. Antes de que me subieran, yo me percaté que eran 4 camionetas blancas, cerradas, sin ningún logo oficial, jamás nos enteramos que tipo de corporación policiaca nos detuvo. Te voy a decir la verdad, yo pensé que nos iban a matar, nunca había sentido tanto miedo en mi vida, así que lo único que hice fue comenzar a rezar”, comenta Leticia Arcos en entrevista con Infobae México.

Leticia Arcos y Antonio Félix fueron detenidos el 31 de agosto de 2017, trasladados al Penal de Zumpango, municipio del Estado de México, y sentenciados injustamente a 47 años de prisión.

Pasaron 24 horas para que la pareja tuviera lo que ellos llaman una “audiencia de presentación”. Ahí, un juez de control les notificó los motivos de la detención y comenzó a leerles una carpeta de investigación.

Al matrimonio Félix Arcos lo mantuvieron incomunicado por varias horas, nunca se les informó sobre sus derechos y, al final, se les acusó del homicidio de un hombre ocurrido en octubre de 2016. En su contra sólo hubo un señalamiento de una testigo, quien aseguró que Antonio disparó al aire y que vio a Leticia llevar un garrafón de gasolina y gritar: “¡Mátenlo!”.

(Foto: EFE/Secretaria de Seguridad de Edomex)
(Foto: EFE/Secretaria de Seguridad de Edomex)

“Fue algo muy injusto, pasar tres años y medio en la cárcel por algo que no cometimos. Nosotros éramos gente que no se metía con nadie y nuestra única prioridad era sacar adelante a nuestra hija que en ese momento estaba estudiando una licenciatura en gastronomía. Después de leernos la carpeta y un juicio lleno de irregularidades nos ingresaron al Penal directamente. Mi familia se enteró de nuestra detención porque un vecino les avisó que nos habían llevado. De hecho yo tengo entendido que cuando preguntaban por nosotros en Zumpango les decían que no estábamos ahí”, narra Leticia Arcos.

“A la hora de mi ingreso me quise desmayar porque yo no podía creer lo que me estaba pasando. Al principio era estar llorando y tratar de entender la situación. Yo me comuniqué con mi familia hasta que tuvimos visitas en el penal. La vida allá adentro es muy triste, doloroso, darse cuenta que hay mucha gente que no ha cometido ningún delito y la tienen encerrada. Lo que me daba tranquilidad era saberme inocente, saber que yo no cometí nada”, señala Leticia Arcos.

Antonio y Leticia tuvieron que adaptarse al encierro y ambos aprendieron nuevas actividades. Ella aprendió a hacer muñecos tejidos y él entró a un taller de carpintería. Mientras eso sucedía, sus hijas obtuvieron ayuda y asesoría en la plataforma “Haz valer mi libertad”, colectivo conformado por familiares de presos en el Estado de México y el Centro de Derechos Humanos Zeferino Ladrillero (CDHZL).

LEY DE AMNISTÍA, UNA NUEVA OPORTUNIDAD

El pasado 17 de diciembre el Congreso mexiquense aprobó, con 60 votos a favor y sólo 7 en contra de la bancada del Partido Acción Nacional (PAN), la Ley de Amnistía para el Estado de México.

En entrevista con Infobae México, la diputada Mariana Uribe Bernal explica que en México el sistema de justicia penal vigente no ha dejado de generar una cantidad bastante considerable de víctimas de violaciones a derechos humanos, destacando las violaciones al derecho al debido proceso y los derechos a la libertad y la integridad.

“En la gran mayoría de los casos estas víctimas son personas que se encuentran en un estado de vulnerabilidad y particularmente en una situación de pobreza”, declaró Uribe Bernal.

Ante la necesidad de legislar en materia de amnistía y con los casos que registraba el Congreso, el grupo parlamentario de Morena impulsó la promulgación de esta ley con el objetivo de que se conceda esta amnistía en diversos casos.

Respecto a las declaraciones que hicieron los diputados y diputadas del PAN sobre la Ley de Amnistía, calificándola como una ley “populista” que no atiende las causas esenciales, Mariana Uribe dijo que “no se busca liberar delincuentes ni mucho menos presos de alto riesgo, esta ley no pretende conceder la amnistía cuando se trata de delitos que atentan contra la vida, la libertad o integridad personal”.

(Fotografía: Cortesía / Reinserta)
(Fotografía: Cortesía / Reinserta)

“El alma concreta de este texto legislativo es otorgar un beneficio a todas aquellas personas que no pudieron tener una buena defensa porque no contaban con dinero, porque no tenían ningún familiar en el gobierno y porque desgraciadamente fueron aquellas personas que por diferentes circunstancias fueron elegidos por elementos de la policía para culparlos de un delito que jamás cometieron”, precisó Uribe Bernal.

De igual forma, detalló que la Ley de Amnistía es aplicable para aquellos campesinos que “han defendido sus tierras, sus aguas o sus usos y costumbres, y que fueron presos únicamente por defender sus recursos de trabajo, muchos integrantes de comunidades indígenas que han caído en las redes del crimen organizado y también para las personas que por necesidad alimentaria han tenido que robar una gallina o un animal para su consumo. Hoy es lo que buscamos, buscamos defenderlos y darles una nueva oportunidad”.

Uribe Bernal también resaltó que con esta Ley de Amnistía se beneficiarán a todas aquellas mujeres que fueron privadas de su libertad por decidir sobre sus cuerpos, es decir, por realizar un aborto.

Los que hayan sido acusados de robo sin violencia y el monto de lo hurtado no exceda 400 unidades de medida y actualización (UMA), equivalentes a cerca de 35 mil pesos, alcanzarán este beneficio, siempre que se haya reparado el daño. Los acusados de robo con violencia sólo serán liberados si no infligieron lesiones a las víctimas, no usaron armas de fuego y el monto de lo robado fue menor a 90 UMA (alrededor de 8 mil pesos).

De acuerdo con el documento consultado por Infobae México, se tendrá una comisión legislativa especial que dará seguimiento a lo ordenado en dicha ley, y atenderá los casos que por su relevancia sean puestos a su consideración por medio de organismos defensores de derechos humanos pero que encuadren en supuestos de violaciones a derechos o fallas en la aplicación de alguno de los principios penales del sistema acusatorio, o por la plena presunción de fabricación de delitos .

(FOTO: CRISANTA ESPINOSA AGUILAR /CUARTOSCURO.COM)
(FOTO: CRISANTA ESPINOSA AGUILAR /CUARTOSCURO.COM)

En este contexto, el 26 de enero del año en curso, el Tribunal de Alzada en materia penal de Ecatepec otorgó la libertad a Leticia y Antonio. La liberación del matrimonio es considerado por el Centro de Derechos Humanos Zeferino Ladrillero (CDHZL) el primer doble beneficiario de la Ley de Amnistía mexiquense.

El peritaje no halló en el cuerpo huellas de disparo ni rastros de haber sido quemado, tampoco se encontraron las huellas de ninguno de los dos durante las diligencias, incluso testigos refieren que no estaban en el lugar de los acontecimientos ni conocían a la víctima; no se practicó prueba de balística a Antonio Félix, y el abogado defensor se negó a reconstruir los hechos.

José Antonio Lara Duque, integrante del CDHZL y defensa de la pareja, destacó que la aprobación de la Ley de Amnistía impulsó a la plataforma de “Haz valer mi Libertad” y provocó que la discusión pública estuviera a favor de Leticia y Antonio, ambos originarios Hueypoxtla.

Lara Duque estimó que en el Estado México existen en la actualidad 19 mil 500 personas que están presas injustamente y que pueden ser beneficiarias de la Ley de Amnistía.

Leticia Arcos, por su parte, declaró que aprovechará los beneficios fiscales del paquete presupuestal 2021, los cuales permiten a los amnistiados descuentos en el pago de servicios y facilidades para su reincorporación en el campo laboral; ella proyecta retomar la venta de tamales para reiniciar su vida.

MÁS SOBRE EL TEMA

CNDH instó a garantizar la vacunación contra COVID-19 en centros penitenciarios de México



Fuente de la Noticia

Síguenos

Para que no te pierdas nada de nada.

Lo más leído

%d bloggers like this: