25.8 C
Buenaventura
domingo, octubre 20, 2019

Valle del Cauca es el tercer departamento con más desaparecidos en Colombia

No se Pierda

Colombia es una nación que desde el inicio del conflicto armado sufre de un fenómeno llamado “desaparición forzada”.

Según cifras del Centro Nacional de Memoria Histórica, desde el inicio del conflicto en el país, se han registrado 80.472 desaparecidos por el conflicto armado. De la anterior cifra, 79.244 son civiles y 1.221 son combatientes.

El pico más alto de desaparición en todo Colombia se presentó en el año 2002, cuando 7.963 personas fueron víctimas de este delito.

La tasa nacional de desaparición en Colombia de 1985 a 2018 fue de 4,06 personas por cada 100 mil habitantes.

Para precisar y tocar más a profundidad este tema, la facultad de Humanidades y Artes de la Universidad Autónoma de Occidente, realizó una publicación titulada “Cartografía de la desaparición forzada en Colombia”, un trabajo de investigación que deja vislumbrar los pormenores de uno de los crímenes que a la fecha siguen perpetrándose en este país.

La situación en el Valle

El Valle del Cauca es uno de los departamentos que más ha sufrido la desaparición forzada en Colombia. Las cifras revelan que 1.899 personas han sido víctimas del delito anteriormente mencionado. Antioquia es el departamento que más reportes de este flagelo registra con 6.580.

Precisamente entre las 15 ciudades que más desaparecidos han reportado a lo largo de la historia de Colombia, dos son del Valle del Cauca: Cali, con 808 casos y Buenaventura con 771 casos.

En el Valle del Cauca, los municipios con más desaparecidos, aparte de Cali (808) y Buenaventura (771), son Trujillo con 169; Buga con 163; Jamundí con 154; Palmira con 149 y Cartago con 112.

El pico de desaparición más fuerte en el Valle se presentó en 2002, cuando 298 personas se esfumaron sin dejar rastros ni testigos.

El caso Buenaventura

Este es un municipio que presenta las cifras más llamativas, pues es una ciudad intermedia con 423.927 habitantes, en la que la desaparición se convirtió en el pan de cada día.

Jesús Alfonso Flórez, decano de la facultad de humanidades de la Universidad Autónoma de Occidente también hizo mención a la situación de Buenaventura en el tema de desaparición: “En el Pacífico tenemos una situación demasiado compleja con los derechos humanos desde el año 1996 hacia adelante, en el que se intensificó la intervención de actores armados, el desplazamiento es notable y la desaparición forzada tiene un patrón estrechamente relacionado con la defensa del territorio. Defensores de tierras son cruzados con la desaparición”.

De igual manera, el decano habló sobre los métodos de desaparición que se volvieron parte del paisaje:

“Buenaventura es muy significativo, pues la desaparición está enlazada con hechos de violencia como por ejemplo las casas de pique o cómo se convirtieron determinados lugares en cementerios anónimos. Aquí hay un drama de los cementerios acuáticos, los cuerpos que desaparecieron en las aguas. Esto ha hecho que la densidad de ese fenómeno consolide un propósito de generar pánico”.

Más sobre el libro

Fidel Mignorance, investigador encargado de la cartografía del libro, puntualizó la importancia de la difusión de este tipo de material: “Este es un trabajo que debió haber hecho el Estado colombiano. Con esto queremos trabajar el tema, estamos en un momento en el que la gente se olvida de los desaparecidos. Tenemos que difundir este trabajo, atacando las dinámicas de violencia. Queremos justicia, reparación y el ejercicio de memoria”.

Por otro lado, Paco Gómez Nadal, periodista español y coautor del libro, relató que esta es la voz de las víctimas y sus familias: “Este es un trabajo de expertos en la violación de derechos humanos y cartografía. Cruzamos mucha información otorgada por el Estado colombiano, el cual debe dar una voz oficial sobre las víctimas y buscarle solución al problema”.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias

Más noticias relacionadas