in

Venezuela y Colombia estrechan posiciones | Finanzas | Economía

Venezuela y Colombia estrechan posiciones | Finanzas | Economía

El restablecimiento de las relaciones diplomáticas con Venezuela es una de las políticas que el nuevo gobierno de Gustavo Petro prometió y a la cual le declaró urgencia, por lo tanto, solo restaba esperar las formas en las cuales se realizaría.

(Cancilleres de Colombia y Venezuela acuerdan normalizar relaciones).

A medida que se acerca la posesión del líder del Pacto Histórico, el camino se allana para que las relaciones con el vecino país, con el cual se comparten más de 2.000 kilómetros de frontera, tengan un renacer.

La primera muestra, muy diciente, fue la visita a San Cristóbal del canciller designado Álvaro Leyva, quien se reunió con su homólogo venezolano Carlos Faría y con el gobernador del estado Táchira, Freddy Bernal.

Tras la reunión entre los funcionarios se conoció un memorándum firmado entre las partes en donde se acuerda “una agenda de trabajo para la normalización gradual de las relaciones binacionales”, la cual iniciaría el próximo 7 de agosto con el nombramiento de embajadores “y demás funcionarios diplomáticos y consulares”.

Con ello se esperaría el regreso a la operatividad plena de las embajadas en las respectivas capitales y de los servicios consulares en las principales ciudades de ambos países.

También acordaron la revisión de “todos los temas” de interés binacional “en beneficio de nuestros pueblos”, por lo cual, el tema de la reapertura comercial de la frontera entre Norte de Santander y Táchira, así como la seguridad, entre otros, están sobre la mesa.

“Era hora de un cambio en la relación con Venezuela, era urgente. No tener relaciones afecta a los 2 millones de colombianos que están allá y a los 2 millones de venezolanos que están acá, sobre todo por la falta de acceso a los consulados”, dijo el docente de relaciones internacionales de la Universidad del Rosario, Mauricio Jaramillo.

De acuerdo con el catedrático, el hecho de que Venezuela esté registrando un leve repunte de su actividad económica también le abre oportunidades a Colombia de aprovechar dicho mercado comercial.

“También es importante mencionar el tema de la seguridad como clave”, complementó Jaramillo.

El comercio bilateral

Además de restablecer las relaciones diplomáticas entre ambos países, la reapertura comercial de la frontera entre Norte de Santander y Táchira es uno de los puntos a discutir.

Vale la pena recordar que esta frontera está cerrada desde 2015 para el tránsito comercial, lo que ha afectado el estatus de la actividad económica de la población fronteriza.

Posteriormente, tras el paso de la pandemia por la covid-19, el gobierno colombiano habilitó el cruce peatonal, en un principio con pico y cédula, por este punto fronterizo, así como en el cruce de La Guajira-Zulia y los de Arauca, Vichada y Guanía con los estados Apure y Bolívar.

Solo por el corredor al norte de Colombia se está permitiendo el paso de mercancía terrestre.

Diversas instituciones económicas binacionales han manifestado que la reapertura formal de la frontera entre Norte de Santander y Táchira podría llevar el comercio entre ambos países a US$1.200 millones para finales de este año.

Actualmente, de acuerdo con el Dane, el comercio bilateral entre ambos países arroja una balanza comercial positiva a Colombia de US$198,4 millones a corte de mayo de este año, luego de registrar US$224 millones en exportaciones y US$25,5 millones en importaciones.

Luego de la jornada de ayer, el gobernador de Táchira, Freddy Bernal, señaló que la apertura de la frontera será “progresiva y controlada” y que para este propósito se crearán “comisiones multidisciplinarias en varias áreas” con el fin de establecer “protocolo de aduanas”, así como otros aspectos legales.

ROBERTO CASAS LUGO
PORTAFOLIO

Fuente de la Noticia

Report

Te gusto la publicación?

32 Points
Upvote
'¡Pónganse las máscaras!': los políticos reprendieron | Noticias de Buenaventura, Colombia y el Mundo

‘¡Pónganse las máscaras!’: los políticos reprendieron

Los últimos pandas de Europa eran debiluchos gigantes que ni siquiera podían comer bambú | Noticias de Buenaventura, Colombia y el Mundo

Los últimos pandas de Europa eran debiluchos gigantes que ni siquiera podían comer bambú