Buenaventura en Linea
La pequeña Dulce María perdió uno de sus ojos por cáncer y ha padecido otras graves enfermedades, sus padres luchan desde Nariño y Cali por su vida

La pequeña Dulce María perdió uno de sus ojos por cáncer y ha padecido otras graves enfermedades, sus padres luchan desde Nariño y Cali por su vida

Noticias Nariño.

Llegó a Cali con su madre hace meses. Padeció de un retinoblastoma, le hizo metástasis en la cabeza, sufrió un paro cardíaco y un trasplante de médula le trajo complicaciones. Su padre en La Unión con una ‘sancochatón’ busca recaudar fondos.

La historia de la pequeña Dulce María está copada de visitas a instituciones médicas, ella, es otro de esos ángeles que llegan al mundo para llenar de felicidad e iluminar el hogar de una familia.

Sus padres, Alexis y Yenifer son dos jóvenes nariñenses humildes y luchadores, de aquellos que con garra y tesón han ido por la vida luchando por sus sueños.

Ellos viven en la vereda El Olvido, a unos 40 minutos de la cabecera municipal en La Unión Nariño.

Desde que su pequeña nació iniciaron una lucha por saber a qué se debían algunos inconvenientes en su salud.

Los problemas de salud iniciaron a los 2 días de nacida

La niña nació en La Unión, Nariño, al nacer, fue remitida a Pasto porque a los dos días de nacida porque presentaba una taquicardia “muy alta”, contó su madre a TuBarco.

En la Clínica Pabón en la capital nariñense le hicieron un electrocardiograma, en el que de acuerdo a los resultados, todo estaba bien.

Para ese momento, Yennifer no pudo viajar desde La Unión hasta Pasto con su hija porque le había hecho una cesárea muy delicada. Por tal razón “mi hermana se ofreció a llevarla”, dijo.

“Pero como le dieron salida tenía que ir yo, yo fui como a los 8 días porque tenía que amamantarla”.

Sin embargo, se presentó otro inconveniente, “la niña se me amarilló y tuvieron que dejarla más tiempo allá. Por temas de bilirrubina”.

Y cuando todo parecía estar resuelto, la pequeña Dulce María se saturó y tuvieron que ponerle oxigeno. En total, estuvo 20 días internadas en esa primera ocasión.

Inició una travesía en medio de la pandemia

En medio de la compleja situación de la pandemia, iniciaban las citas periódicas con el pediatra y los controles.

Por las cuales, debían trasladarse desde La Unión hasta Pasto, “en abril todo estaba complicado, por la pandemia, nosotros sin empleo y para viajar tocaba pagar carrera, tocaba pagar carrera y la cobraban a $ 200 mil pesos”.

“¿Cómo hacíamos nosotros para irnos y regresar tantas veces?, era muy duro”, manifestó. Y es que era una situación realmente compleja para los dos padres.

Alexis es zapatero y también se gana la vida cantando, es conocido como ‘La Voz Viva de Julio Jaramillo’, pero en pandemia, “no salía nada”.

Le apareció el cáncer en su ojo

A los días de estar en controles, Yennifer se dio cuenta que la niña tenía algo como cristalino en en su ojo derecho.

“Era como una gotica de agua, era raro, en ocasiones se le veía y en otras no”, sin embargo, su preocupación fue más grande después de comentarle al pediatra y pedir una cita con el oftalmólogo y no se la dieron.

¿La razón? “Comfamiliar estaba cerrado”, indicó Yenifer. Luego de ello, pasó a una cita con el cardiologo, en donde le dijeron “todo está bien”, le hicieron un lavado por temas de saturación de oxigeno, por el cual estuvo sufriendo por casi tres días.

Al día siguiente regresar de Pasto, la niña amaneció con su ojo derecho muy hinchado. Cuando la vieron los doctores le manifestaron que había que “descartar un cáncer”.

En Pasto no se atrevieron a operarla y la trasladaron a Cali

En medio de los exámenes para pasarla cirugía, se confirmó que la niña tenía anemia y también problemas de tiroides, situaciones por las que su corazón se aceleraba de manera anormal.

Mientras esperaban medicación para tratarla por dichas anomalías, la doctora que la iba a operar decidió que no, ya que en la clínica en donde le iban a hacer la operación no había UCI disponible.

Indicó que luego de ello le manifestaron que sería mejor trasladarla a Cali, pero por su EPS era complicado, ya que no tenía convenio con ninguna clínica en Cali.

Sin embargo, en junio pudieron llegar a la Clínica Valle del Lili. En donde le han adelantado una larga de procedimientos médicos.

Le operaron el cáncer que tenía en su ojo derecho, el cual perdió por lo avanzado del tumor.

Luego le hicieron una resonancia en su cabeza y resultó que el tumor le había hecho metástasis, por lo que fue necesaria hacerle otra cirugía, ello, “en una lucha constante de la EPS para la autorización, más de 6 semanas, aún sabiendo el riesgo”.

Tras la operación en su cabeza, tuvo que ser intubada

Tras la cirugía la niña estuvo bien durante el primer día, sin embargo, al segundo empezó a convulsionar y tuvo que ser intubada durante 6 días.

Al recuperarse empezó un proceso de quimioterapias. En diciembre le hicieron un trasplante de médula pero le fue muy mal, “tenía las defensas muy bajas y le dio una infección en un catéter y ello le pasó al corazón”, dijo.

Situación que desencadeno en un paro cardíaco, por lo que tuvo que ser intubada nuevamente durante más de 20 días más.

Pese a ello y luego de tanta lucha, Dulce María fue dada de alta hace poco, “yo estuve internada con ella en junio en la operación del ojo y luego desde agosto nuevamente, solo hasta ayer que nos dieron salida”, Más de 7 meses en una lucha constante por la salud de su hija.

Ellas siguen en Cali y Alexis busca recursos en Nariño

En este momento Yennifer y la niña se encuentran en el barrio Los Lagos en Cali, en casa de unos amigos que les han tendido la mano durante todo este tiempo.

Debe continuar en la ciudad por los diferentes controles y procesos médicos a los que debe asistir Dulce María.

Valle: Eduardito ha superado más de 80 cirugías pero le falta parte del tratamiento y debe viajar a México, necesita ayuda

Agradeció el apoyo que han tenido por parte de muchas personas que han sabido de su caso y han aportado un granito de arena.

Por su parte Alexis, el padre de la peque sigue en La Unión, Nariño, luchando por recaudar recursos y poder enviarle a su familia en Cali.

Es por ello, que el joven conocido como ‘La Voz Viva de Julio Jaramillo’ en Nariño ha adelantado varias iniciativas en su región para ello. Como la más reciente, una ‘Sancochatón’.

Con la intención de quien desee comunicarse con sus padres lo haga, se comparten los números de Alexis (311 7880734) y Yennifer (313 3424143), padres de Dulce María.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente de la Noticia

Síguenos

Para que no te pierdas nada de nada.

Lo más leído

%d bloggers like this: