Buenaventura en Linea
Silentium Jaguar Land Rover

Los coches eléctricos de Hyundai-Kia serán más silenciosos con esta tecnología de cancelación de ruido – Tecnología – Híbridos y Eléctricos

La empresa Silentium se ha convertido en el suministrador del sistema de cancelación de ruido activo de Hyundai, Kia y Genesis, tras alcanzar un acuerdo de suministro con Hyundai-Mobis. Junto a Jaguar-Land Rover, el coreano se convierte en el segundo gran grupo automovilístico que cuenta con la tecnología de la empresa israelí para reducir el ruido procedente de la rodadura y la aerodinámica de sus coches eléctricos.

La electrificación del automóvil está provocando que el ruido procedente del motor y que se introduce en el habitáculo sea cada vez menor, convirtiendo en más molesto el que llega desde la carretera y la aerodinámica. A bajas velocidades, cuando un motor de combustión es más molesto, uno eléctrico es apenas imperceptible. Sin embargo, cuando se eleva la velocidad, el ruido del motor ya no importa y son la rodadura sobre el pavimento y el aire que golpea al vehículo los que se sienten en el interior, pudiendo convertir la experiencia de viajar en algo muy desagradable.

Para resolver este inconveniente, algunos fabricantes han recurrido a instalar en los vehículos una tecnología acústica especial, similar a la que se encuentra en los auriculares con cancelación de ruido activa. Silentium, una empresa israelí especializada en la creación de entornos de sonido personales en el automóvil ha desarrollado una tecnología denominada ARNC (Active Road Noise Cancellation) para ofrecerla a los fabricantes de automóviles e implementarla en sus modelos de producción.

La tecnología de Silentium se implementa en el nuevo Jaguar F-PACE, el nuevo Jaguar XF y el Range Rover Velar.

Tras varios años de desarrollo, en octubre de 2020, Jaguar y Land Rover fueron los primeros fabricantes de automóviles en anunciar la integración del software ARNC de Silentium en tres de sus nuevos vehículos. En este campo, Hyundai lleva seis años de investigación y desarrollo para poder llevar a producción un sistema basado en este principio. El año pasado, Silentium amplió su campo de trabajo con la firma de un memorando de entendimiento con Hyundai Mobis, la división de repuestos del Grupo automovilístico formado por Hyundai, Kia y Genesis. El resultado fue una colaboración en un programa global de producción de vehículos para una de sus marcas (no identificada) y en su selección como proveedor de sistemas de insonorización para los modelos eléctricos del grupo.

Si bien el principio de la tecnología del ARNC de Silentium es similar al que se encuentra en los auriculares con cancelación de ruido activo de gama alta, en un automóvil la situación se complica puesto que es necesario manipular una mayor cantidad de aire. El sistema precisa de hasta seis acelerómetros estratégicamente ubicados en el chasis del vehículo que se encargan de monitorizar el ruido que procede del exterior. El espectro de frecuencias es analizado por la unidad de control de a bordo para reproducir una señal equivalente y opuesta que es emitida por los altavoces del vehículo. Las dos ondas de presión, tanto la que genera el ruido exterior no deseado como la artificial creada por el software de Silentium, llegan a los tímpanos de los ocupantes exactamente al mismo tiempo, anulándose entre sí. En su sistema ARNC, Silentium es capaz de analizar y generar un espectro de frecuencias de banda ampliada, que va desde los 20 Hz hasta 1 kHz.

Esquema tecnologia Silentium cancelacion ruido activa

Esquema de componentes de la tecnología Silentium de cancelación de ruido activa.

Según Sang Hun Lee, director gerente de Silentium en Asia, su tecnología acústica activa “reduce, cancela y mejora el sonido dentro de cualquier vehículo”. Puede funcionar en todos los sistema de infoentretenimiento y altavoces sin necesidad de inversión adicional en la ubicación y los tipos de altavoces necesarios.

Por ahora, la tecnología de cancelación activa de ruido puede considerarse un equipamiento exclusivo para los vehículos de las gamas más altas. Sin embargo, el incremento de modelos eléctricos en los que el silencio de tren motriz hace más perceptibles los ruidos externos y la mayor preocupación de los clientes por la salud, el bienestar y la seguridad dentro del automóvil acabarán popularizándola y convirtiéndola en un equipamiento prácticamente de serie.

Con su implementación a gran escala se reducirá su coste de producción, en el que también hay que tener en cuenta el ahorro que supone evitar los altos costes del desarrollo del sistema desde cero y la reducción del empleo de métodos pasivos para bloquear los ruidos a través del aislamiento acústico, con el uso de materiales especiales y amortiguadores dinámicos que no solo aumentan el peso total sino que son menos efectivos a la hora de bloquear algunas de las frecuencias que se generan durante la marcha.



Fuente de la Noticia

Síguenos

Para que no te pierdas nada de nada.

%d bloggers like this: