Conecte con nosotros

Columnistas

¡A VOTAR!

Publicado

en

¡A VOTAR! | Noticias de Buenaventura, Colombia y el Mundo

Esta semana se abrieron las inscripciones de cédulas para participar en las elecciones del 2022. Es tiempo para aquellos que nunca han votado o quienes lo vayan a hacer por primera vez, para que se registren y hagan valer su voto en las urnas eligiendo a conciencia senadores, representantes a la cámara y presidente.

Es un llamado en especial para los jóvenes que siempre han sido apáticos a participar de los procesos electorales. También para ese grueso porcentaje de población que siempre se ha abstenido a ejercer su derecho ciudadano de elegir. Los abstencionistas siempre han oscilado entre el 60% y 40% de las personas aptas para votar.

Los jóvenes que se han volcado a las calles por más de un mes y se han convertido en la resistencia al gobierno del presidente Iván Duque y a todo lo que huela a institucionalidad, deben entender que marchar y protestar no es la única manera de expresar la inconformidad. Las urnas pasan a ser alternativas muy válidas y más ahora cuando a pocos meses se llevarán a cabo elecciones muy importantes donde se puede dar un cambio absoluto a los poderes legislativo y ejecutivo, bases de nuestra democracia.

Ya hay una semilla inmensa sembrada en la juventud de conciencia política, de reclamar derechos constitucionales, de empoderamiento, de ser protagonistas, de saber que pueden alzar la voz y ser escuchados. Todo eso lo han logrado los jóvenes colombianos desde el pasado 28 de abril cuando se dio inicio al Paro Nacional. Eso es política y han participado de una manera muy activa. Deben entender que las primeras líneas, los puntos de concentración, las marchas, protestas, hacen parte de un despertar político y así debe entenderse.

Lea También
Duque anuncia proyectos de inversión de más US$2.500 millones en Colombia | Gobierno | Economía

Los jóvenes han sido protagonistas por excelencia en todas estas semanas de paro nacional. Este movimiento juvenil surgió paralelo al comité nacional de paro y fue tomando fuerza día a día. Hoy, los dirigentes sindicales y de organizaciones que integran ese comité, deben darle gracias a la juventud porque por ellos el Paro se ha sentido con más fuerza, ha impactado más profundamente al país y ha despertado conciencia. Gracias a esa terquedad y perseverancia de los jóvenes es que el Paro Nacional se ha logrado extender por semanas. No es gratuito que estos muchachos hayan puesto el mayor número de heridos, muertos y desaparecidos, ante un estado represor que se ha ensañado con ellos tratando de diezmar ese ímpetu juvenil con balas. Municiones que ahora no son sólo de la policía y el Esmad, sino también de “ciudadanos de bien” que actúan como paramilitares protegidos por la fuerza pública.

Lea También
La apuesta de Colombia para impulsar la inversión española | Gobierno | Economía

¡Muchachos!, entiendan que estamos en una coyuntura especial cuando se nos viene encima un proceso electoral crucial para cambiar al país. Tenemos una Constitución que hay que validar y poner en práctica, las leyes están ahí, se necesitan legisladores en el Senado y la Cámara de Representantes que hagan leyes justas acorde a la Constitución, que se comprometan a llevar a cabo las reformas sociales y políticas que necesita la nación. Pero esto sólo se podrá lograr si se participa masivamente en las elecciones legislativas el domingo 13 de marzo. ¡Chicos, a inscribir sus cédulas y A VOTAR!. Ustedes han sido protagonistas en las calles, ahora se necesita que el protagonismo lo lleven a las urnas votando a conciencia y por verdaderos líderes que quieran dar un cambio en el país. Las elecciones para Senado y Cámara son incluso mucho más importantes para el futuro de Colombia que la presidencial porque es en el Congreso donde se hacen las leyes, donde se gobierna y donde se toman las decisiones claves de la nación.

Es muy importante empezar a identificar a aquellos líderes que nos representen en el Congreso, pero también es clave que de los mismos jóvenes surjan líderes. Es urgente que las dispersas organizaciones juveniles se empiecen a organizar para lanzar sus propios candidatos. Este es un trabajo que debe hacerse desde ya. Es necesario que los pocos políticos honestos puedan asesorar, ayudar a identificar los jóvenes con perfiles adecuados para el Congreso. Son pocos meses los que quedan antes de las elecciones de marzo. La juventud, además de estar llamada a participar masivamente en las urnas para elegir a sus representantes, también tiene una opción preciosa como nunca la había tenido de hacerse elegir.

Lea También
La apuesta de Colombia para impulsar la inversión española | Gobierno | Economía

COLILLAS: En la noche de este viernes en Cali, dos jóvenes que participaban de las protestas en El Paso del Comercio fueron asesinados aparentemente por balas de agentes del estado. Ante el confuso hecho, también se sospecha de “civiles” armados, civiles que se desconoce su origen, pero que ungen como paramilitares. La historia reciente de Colombia que ha azotado a los campesinos ahora se ha trasladado a las ciudades donde paramilitares matan a diestra y siniestra, un horror vivido en el campo colombiano desde los años 80s cuando aparecieron los grupos de autodefensas. Ahora las víctimas son jóvenes de las ciudades que se enfrentan al poder de un estado que defiende el statu quo a bala y sangre bien sea empleando la brutalidad oficial o la complicidad de “civiles” armados.

Nacido en el puerto de Buenaventura, Ernesto Ramírez hizo sus estudios de secundaria en el colegio Seminario San Buenaventura. Estudió Comunicación Social Periodismo en la Universidad del Valle de Cali, hizo una especialización en Gerencia para las artes en el Instituto Departamental de Bellas Artes de Cali e hizo un asociado en Liberal Arts en Hostos Community College del sistema de universidades públicas de la ciudad de Nueva York. Por más de 18 años, Ernesto Ramírez trabajó en el canal regional Telepacífico como editor y realizador de televisión, para luego trasladarse a la ciudad de Nueva York donde ha trabajado en el campo de la salud, haciendo prevención y educación en VIH e infecciones de transmión sexual dentro de la comunidad latina de la Gran Manzana. En los últimos años, Ernesto Ramírez se ha enfocado en proyectos específicos para salud mental y manejo de casos para personas que conviven con VIH/SIDA.

Anuncio

Tendencias