Conecte con nosotros
Tributaria 2.0: las opciones para gravar al 1% más rico | Reforma tributaria | Economía Tributaria 2.0: las opciones para gravar al 1% más rico | Reforma tributaria | Economía

Economía

Tributaria 2.0: las opciones para gravar al 1% más rico | Reforma tributaria | Economía

Avatar

Publicado

en

Entre los caminos que se están valorando para la nueva reforma fiscal está el de poner a pagar más impuestos a las personas de mayores ingresos, sobre todo al 1% más rico.

(Más impuestos a firmas y a ricos, en los ejes de nueva reforma). 

Precisamente, este grupo tributa menos gravámenes sobre lo que recibe que una persona que está en un nivel inferior. Entonces, ¿cuál es el camino para lograr un sistema más equitativo?

Precisamente, en las intervenciones de los últimos días, el presidente Iván Duque ha manifestado que el plan es que las personas que ganen más paguen más impuestos, a través de una tasa al patrimonio, a los dividendos, y una sobretasa de renta a las personas de mayores ingresos, detalles que se definirán en los próximos días entre congresistas, empresarios y el Gobierno.

(¿Qué viene tras el retiro de la reforma tributaria?). 

En medio de esa discusión, cabe recordar que una de las alertas de varios analistas, así como de la comisión de expertos, es que el sistema tributario no es progresivo. Eso quiere decir, en otras palabras, que en el panorama actual las personas que ganan más no pagan más, debido a gabelas, distorsiones y también a la evasión y elusión de impuestos.

Pero para entender qué tan desigual es el sistema, es clave detallar que según datos que presentó la Comisión de expertos en su informe, con base en cifras de la Dian y el Ministerio de Hacienda, el 1% más rico paga el mismo nivel en porcentaje de impuestos sobre sus ingresos que el 30% de mayores ingresos.

Una de las explicaciones a este panorama, como detallan economistas, es que mientras que las personas de ingresos medios o altos pueden tener ingresos por estar vinculados como trabajadores a una empresa, el 5% o el 1% más rico tiene rentas que no solo provienen de ahí, sino de, por ejemplo, utilidades de empresas, pensiones u otras fuentes.

De hecho, la comisión de expertos explica “la disminución de la tarifa efectiva de tributación en la cima de la distribución de ingresos se explica parcialmente por el porcentaje incrementado de rentas no laborales (esto es, ingresos de negocios de independientes). A pesar que estas rentas se gravan empleando un esquema tarifario del impuesto de renta a personas naturales, las altas tarifas estatutarias del impuesto no generan un incremento en las tarifas efectivas de tributación debido a la sustracción de la renta imponible de los costos incurridos, los cuales pueden exceder el 40% del tope de los ingresos netos”.

Sin embargo, si se mira en detalle solo a los asalariados, el panorama también llama la atención. De acuerdo con datos que mostró el Ministerio de Hacienda en la presentación de la reforma fiscal que se tumbó, revelan que Colombia está incluso peor que otros países de la región.

Para dicho grupo, mientras una persona que gana $8 millones al mes paga el 5% de impuestos sobre sus rentas, alguien que percibe $42 millones al mes paga apenas 17%. Y para este último grupo, el promedio de Latinoamérica paga alrededor del 27%, en Estados Unidos 35% y en España un 41%.

LAS PROPUESTAS 

Ahora bien, en medio de ese escenario, las propuestas que han hecho expertos consultados es que haya más impuestos para las rentas no laborales, se consiga más información sobre las rentas que recibe el 5% de la población de mayores ingresos y que, por supuesto, se emprenda un plan más agresivo para reducir la evasión y la elusión de todo tipo de impuestos.

En esa línea, Luis Fernando Mejía, director de Fedesarrollo, manifestó recientemente que próximamente ese centro de estudios lanzará unas propuestas de medidas antielusión y antievasión tributaria enfocadas “en cerrar huecos que están concentrados en las rentas no laborales, y de eso hay que hacer un poco más de esfuerzo en ese sentido. Por ejemplo, estaría enfocado en las personas que tienen altos ingresos y crean unas empresas legales, en las meten gastos personales o familiares”.

En ese sentido, Marcela Eslava, decana de la facultad de economía de la U. de los Andes, también recalcó que la reforma asimismo tiene que mirar cómo gravar las rentas no laborales, para así aumentar la tributación de las personas de mayores ingresos.

Por su parte, Jorge Restrepo, profesor de economía de la U. Javeriana, manifestó que el camino que le queda al Gobierno es que debido al escenario político y social, la reforma podrá ser una más pequeña “que esté concentrada en las empresas y en las personas de clase media-alta y alta que, sin embargo, es suficiente para mantener una sostenibilidad fiscal”.

Jorge Enrique Espitia, investigador del Centro de Política Fiscal de la U. Nacional, en ese sentido, propuso que la nueva reforma tendrá que mirar hacia un mejor manejo de los ingresos no constitutivos de renta. Asimismo plantea que “el patrimonio líquido del 1% más rico del país comienza en $2.500 millones por declaración y, a partir de allí, se debería comenzar a gravar el patrimonio mediante tarifas progresivas. Si es “deducible del impuesto de renta”, dejaría un hueco fiscal de más de $6 billones a la próxima administración”.

LO QUE DICE LA COMISIÓN 

– Entre las propuestas de la Comisión de Expertos está que se reduzca la base gravable de impuesto de renta.

– Eliminar la renta exenta del 25% por ingresos laborales.

– Asimismo, apoyan que los gastos corporativos puedan ser deducibles a través de factura electrónica. “Eso restringe el abuso de las deducciones por parte de los independientes, quienes pueden deducir todos sus gastos comerciales de sus ingresos generales y, por lo tanto, exceder el tope del 40%, que es lo máximo que se descuenta.

María Camila González Olarte
Twitter: @CamilaGolarte

Fuente de la Noticia

Tendencias

%d bloggers like this: