in

¿Cómo se puede avanzar en competitividad? | Crecimiento | Economía

Trabajo

La competitividad es un término que puede resultar vago o difícil de llevar a la vida diaria de las personas. En el Consejo Privado de Competitividad (CPC) la definimos como el conjunto de pilares en los que nos afianzamos para ser más productivos, y permitir así la creación de bienestar. Sobre todo, la enmarcamos como el esfuerzo conjunto que todos tenemos que hacer para que esa plataforma de productividad funcione y sustente un camino de crecimiento incluyente.

(Únase aquí a nuestro canal de WhatsApp y reciba toda la información económica de Colombia y el mundo).

Por definición es un esfuerzo que requiere altas dosis de colaboración, disciplina, visión y entusiasmo. Cuando examinamos nuestra historia y encontramos que los indicadores que nos comparan con otros países nos dejan en los últimos lugares de muchas listas, debemos tener una íntima consciencia de que aún nos queda mucho camino por recorrer. Pero siempre es un buen momento para recargarnos de ánimo y determinar que somos capaces de cambiar las sendas que transitamos en las tareas que debemos realizar.

El 2023 es un año importante en materia de estos esfuerzos, en la medida en que por una parte se renuevan las autoridades municipales y departamentales del país, y por otra, nos encontramos en medio de sendos debates de política cuyo resultado tendrá impactos profundos en la productividad.

(Le recomendamos: ‘La discusión sobre la regla fiscal debe comenzar’: Ricardo Bonilla).

Las reformas de salud, pensiones, empleo, al igual que el ya aprobado Plan Nacional de Desarrollo, son fundamentales para la competitividad del país. Finalmente, es un año que nos exige transitar un período de ajuste macroeconómico sin caer en la tentación de hacer apuestas de corto plazo que vayan en contravía de nuestra estabilidad de largo plazo, base de los demás esfuerzos que realicemos para la generación de desarrollo.

En este contexto, el CPC presenta su Informe Nacional de Competitividad 2023-2024, una publicación que contiene diagnósticos y recomendaciones para agentes públicos y privados, que permitan que Colombia avance en 16 aspectos clave de la competitividad.

Trabajo

iStock

(Vea: Así funcionaba el control al gasto público antes de la ley de la regla fiscal)

La pandemia de covid-19 puso en evidencia muchas de las tareas que tenemos pendientes y resaltó la urgencia de crear las condiciones para un crecimiento mayor, más sostenible e incluyente.

El elevado nivel de crecimiento de 2022 nos lleva hoy a un ajuste complejo de muchas variables que se encuentran en desequilibrio, y nos habla de la necesidad de buscar procesos que se apoyen precisamente en una mayor competitividad y que perduren en el tiempo.

(Lea: Ante retroceso del PIB, ¿habrá recorte a la tasa de interés del Banco de la República?).

Nuestro objetivo colectivo tendría que ser el de lograr que nuestro crecimiento tendencial o potencial se eleve y es por esto por lo que debemos insistir en tener la mirada puesta en el largo plazo. En esa construcción de andamiajes que viabilicen el progreso estable y duradero, es fundamental que todos estemos dispuestos a confiar en los demás, puesto que es imposible atender todo el trabajo pendiente sin que lo hagamos en equipo.

Es por eso que este año decidimos que el tema que ampara toda la publicación es la confianza, un elemento esencial en todos los procesos de la sociedad, para que ocurran de forma eficiente y en el ámbito de la cooperación. Pero esta confianza no se genera solo con invocarla: requiere de esfuerzos persistentes de todas las partes de la sociedad y empieza por cada uno de nosotros.

Trabajo

Trabajo

iStock

(Además: Corte Constitucional tumbó no deducibilidad de las regalías de la tributaria)

El Informe busca dar algunas luces sobre caminos que podemos recorrer presentando tres tipos de estrategias que nos ayuden a avanzar en esta materia. El primero consiste en optimizar los procesos y procedimientos. Aquí hablamos de asuntos que quizás resulten monótonos y poco atractivos, pero que son fundamentales para que las cosas funcionen y la gente confíe.

En los asuntos de Eficiencia del Estado, Justicia y seguridad, Salud, Pensiones y Sistema tributario, requerimos no sólo las grandes transformaciones que involucran reformas legales, sino también, protocolos operativos, mejora en las capacidades gerenciales, la digitalización de procesos, la interoperabilidad de bases de datos o el uso más eficiente de la información para la toma de decisiones. Estos temas no serán quizás objeto de glamuroso debate, pero son centrales para la productividad y la confianza. 

El segundo tipo de estrategia enfatiza la necesidad de tener enfoques holísticos, que articulen diferentes ángulos de trabajo y donde se coordinen diversas entidades y sectores. La coordinación no es un proceso sencillo y exige, confianza entre los agentes, reglas del juego claras y mecanismos de articulación. Sobre todo, requiere una visión que recoja los múltiples aspectos en los que debemos trabajar para sacar adelante los diversos proyectos u objetivos en que nos empeñamos.

Caída de la economía

Caída de la economía

FOTO: iStock

En este grupo se encuentran los temas de Infraestructura, transporte y logística, Productividad rural, Internacionalización, Ciencia, tecnología e innovación, Energía y Financiación empresarial. Por último, el tercer tipo de estrategia se enfoca en los temas donde es fundamental prepararnos para el futuro, entender las tendencias de largo plazo y lograr una aproximación prospectiva.

Entre estas encontramos las áreas de Educación, Mercado laboral, Economía digital, y Productividad y emprendimiento, en las cuales debemos elevar la mirada y concentrarnos en lo que necesitamos para construir un mejor futuro. Estas tres estrategias exigen un alto nivel de pragmatismo, en el que todos nos hagamos partícipes de la construcción de soluciones a los problemas de la población, apoyándonos en evidencias que sustenten nuestras apuestas.

(Lea: Gremios proponen estrategias de reactivación económica tras retroceso del PIB)

Lograrlo no es una receta fácil ni exenta de costos y nos demanda concentrarnos en los propósitos comunes y en el poder transformador de la confianza y la cooperación. Este año la invitación que hace el CPC es a confiar, en nuestro potencial, en quienes no piensan como nosotros, y creer en el empeño común de mejorar la vida de nuestros ciudadanos.

ANA FERNANDA MAIGUASHCA
Consulte el Informe Nacional de Competitividad 2023-2024 del Consejo Privado de Competitividad, en www.compite.com.co.
* Presidenta Consejo Privado de Consejo Privado de Competitividad.

Fuente de la Noticia

Report

Te gusto la publicación?

20 Points
Upvote

la lluvia se llevó materiales para reparar la vía – Noticias de Colombia

Neutralizado artefacto explosivo improvisado en un cultivo de plátano en Arauca – Noticias de Colombia