Conecte con nosotros

Tecnología

MSC Cruceros, tecnología y robótica: atraer al público joven

Publicado

en

El Starship Virtuosa que traerá todos esos adelantos tecnológicos y robóticos

Un robot humanoide forma parte de un ambicioso plan de inversión con el que MSC Cruceros espera atrapar al público más joven: así es como lo están logrando

Ya no es raro ver a robots haciendo prácticamente de todo. Ahora, MSC Cruceros ha presentado a Rob, un camarero robótico capaz de servir cócteles sin problemas.

Su labor será atender a los clientes del bar MSC Starship Club del Virtuosa, que está inspirado en una nave espacial. 

La concepción de Rob surgió del deseo de utilizar nueva tecnología para crear un espacio novedoso, específicamente “un salón de entretenimiento inmersivo futurista”, según explica MSC Cruceros.

MSC Cruceros ha estado trabajando en Rob y el MSC Starship durante casi seis años, mucho antes del COVID-19, poniendo el foco en las comodidades de la entrega sin contacto.

El Starship Virtuosa que traerá todos esos adelantos tecnológicos y robóticos

Para crear este espacio único y exclusivo, la línea de cruceros ha trabajado con personas especializadas en diseño de interiores, robots, automatización y “entretenimiento y experiencia digital”.

Al igual que cualquier barman, Rob podrá crear bebidas alcohólicas como no alcohólicas, ya sea uno de sus 16 cócteles exclusivos o una bebida personalizada.

El espacio de bar y entretenimiento también cuenta con hologramas en 3D, un muro de arte digital inmersivo y una mesa digital interactiva de 12 plazas. 

Rob no es el único en el Starship club, pero es la estrella de este bar temático. El huésped que se encuentre en esa zona estará totalmente inmerso en una experiencia espacial futurista, porque hemos aprovechado diferentes tecnologías para ofrecer una experiencia espacial realista”, explica Luca Pronzati, director de Innovación Empresarial de MSC Cruceros.

El robot podrápreparar toda una amplia serie de bebidas para los comensales

El robot podrápreparar toda una amplia serie de bebidas para los comensales

Pero no es la primera vez que MSC Cruceros apuesta por la innovación: primero vino Zoe, el primer asistente de crucero personal virtual con inteligencia artificial a bordo de un crucero; luego las pantallas LED infinitas en el techo; y después la app en el móvil que hace más fácil el viaje de los pasajeros.

“La idea siempre es ir hacia lo nuevo, posicionar y diferenciar cada experiencia de la anterior”, apunta.

El reto de atraer al público más joven

“MSC Cruceros ya está reconocida en el mercado como la mejor compañía de cruceros para familias. Pero al mismo tiempo, tenemos la responsabilidad de mirar hacia adelante. Como todos sabemos, la nueva generación está ahí y tenemos que definir una propuesta de valor para este público”, comenta Prozanti a Business Insider España.

Según considera el italiano, siendo tan apasionado su presidente ejecutivo en temas de innovación y tecnología, esa es la dirección en la que invertir para atraer aún más a dicha generación.

Encontrar al mejor socio para llevar a cabo el proyecto, una tarea complicada

En este proyecto, la compañía ha trabajado con los principales expertos de las empresas especializadas en robótica y automatización, diseño de interiores, así como soluciones de entretenimiento y experiencias digitales para crear un lugar de entretenimiento diseñado a medida con un robot humanoide como protagonista.

No es sólo el robot camarero, sino todo un ambiente pensado desde la tecnología para brindar entretenimiento a los vajeros

No es sólo el robot camarero, sino todo un ambiente pensado desde la tecnología para brindar entretenimiento a los vajeros

En palabras de Pronzati, la parte más difícil fue seleccionar el socio adecuado para desarrollar un enfoque “tan complicado”, que sea capaz de unir todas las partes del puzzle y tratar de diseñar y ofrecer una experiencia con el robot

“Nos pusimos en contacto con los productores de robótica más conocidos del mundo. Todos ellos, al principio, se limitaron a ofrecer la tecnología, pero no fueron capaces de sentarse con nosotros y guiarnos en el diseño de la experiencia. Y este ha sido realmente el mayor reto”, afirma.  

“Siempre hay una gran brecha entre hacer esto con fines de científicos e intentar hacerlo enfocado a un negocio”, indica Prozanti, que asegura que el proyecto ha supuesto una inversión bastante grande, pero que pronto se amortizará.

Fuente de la Noticia

Tendencias